Ban aborda crisis ucraniana con presidente chino y defiende solución pacífica

ONU UCRANIA

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. EFE/Archivo
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. EFE/Archivo

— El secretario general de la ONU, Ban Kimoon, analizó hoy con el presidente chino, Xi Jinping, la crisis ucraniana y defendió una solución pacífica del conflicto que respete la integridad territorial de Ucrania.

En una reunión en La Haya, donde ambos se encuentran para participar en la Cumbre de Seguridad Nuclear, Ban trasladó al líder chino los resultados de su reciente visita a Rusia y a Ucrania, informó su portavoz en un comunicado.

El diplomático coreano explicó a Xi que su objetivo en ese viaje fue "promover el diálogo entre Kiev y Moscú e impulsar una solución pacífica de la crisis" originada tras la anexión a Rusia de la región autónoma ucraniana de Crimea.

Ban reiteró la importancia de que "todas las partes trabajen para una solución guiada por los principios de la Carta de las Naciones Unidas, incluido el respeto de la unidad, soberanía e integridad territorial de Ucrania".

Además, señaló a Xi el "importante papel" que para ello debe tener China como miembro permanente del Consejo de Seguridad.

Los líderes del Grupo de los Siete (G7, Alemania, Francia, Reino Unidos, Italia, Canadá, EE.UU. y Japón) y de la Unión Europea (UE) se reunirán mañana para mantener la presión sobre Moscú tras la anexión de Crimea.

Los líderes del G7 y la UE abordarán de manera conjunta una respuesta a Rusia, un país al que tanto estadounidenses como europeos han impuesto sanciones, de momento prohibiendo al entrada en sus territorios respectivos y congelando los bienes y activos financieros de personalidades cercanas al presidente ruso, Vladímir Putin, o involucradas en la crisis ucraniana.

Hasta ahora, China ha tratado de mantenerse al margen de la crisis ucraniana y fue el único país que se abstuvo en el voto de una resolución planteada por Occidente para censurar el referéndum secesionista de Crimea, que no se aprobó por el veto ruso.