Demandas al gobierno por residentes a quienes niegan ciudadanía caen un 51 %

EEUU INMIGRANTES

Un joven expone su caso al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS). EFE/archivo
Un joven expone su caso al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS). EFE/archivo

— Las demandas al gobierno por parte de los residentes permanentes a los que les fue negada su solicitud de ciudadanía estadounidense han disminuido en un 51,5% en los últimos cinco años, según la recopilación de datos oficiales.

De acuerdo a los reportes de las cortes federales, clasificados por la organización Transactional Records Access, de la Universidad de Syracuse, en diciembre de 2013 se interpusieron 21 demandas.

Un mes antes se habían presentado 24 demandas por el mismo concepto, lo que representa una disminución del 12.5 por ciento.

Asimismo, un año antes, en el mismo mes de diciembre, se habían interpuesto un 13.5% más, en tanto que cinco años atrás esa cifra era un 51,5 por ciento superior.

Según los informes estadísticos, el Distrito Judicial Federal del Este de Nueva York encabeza la lista de diciembre con cuatro demandas, seguido de California del Este con tres, Sur de Florida con dos, Norte de Illinois con dos y Centro de California con dos.

El distrito del Este de Nueva York duplicó las demandas interpuestas en un periodo de un año, mientras que en el Distrito Sur de Florida sucedió lo mismo pero en cinco años.

En la actualidad, son millones de personas que residen en este país las que pueden reunir los requisitos para cambiar su estatus legal y convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Se calcula también que hay al menos 11,7 millones de indocumentados interesados en que se apruebe la reforma migratoria, que en junio de 2013 ya recibió el respaldo del Senado, en la que se incluye la posibilidad de que se les conceda la ciudadanía.

El abogado en materia migratoria Nelson Castillo dijo a Efe que hay entre siete y ocho millones de residentes permanentes en el país con posibilidad de convertirse en ciudadanos.

Explicó que cualquiera de ellos puede tramitar su solicitud a través de un abogado o experto en asuntos migratorios para evitar así que el gobierno les niegue el caso.

"Hacerse ciudadano es lo máximo que el gobierno federal le pueda dar en Estados Unidos a una persona. Es un privilegio darles la ciudadanía, por eso se toma muy en serio", afirmó Castillo, también columnista de La Opinión de Los Ángeles.

Mencionó que lo recomendable para un residente permanente que cumple los requisitos para hacerse ciudadano es hacerlo de manera inmediata.

Con un estatus de ciudadano estadounidense, dijo, una persona tiene derecho a votar y, a menos que su trámite lo haya hecho de forma fraudulenta, por ningún motivo puede ser deportado del país.

"El trámite es una formalidad, pero aún si tiene dificultad hay un proceso de reconsideración que el Servicio de Ciudadanía tiene para asignarle a otro oficial de migración", agregó.

En caso de continuar con negativas por parte del gobierno federal, el solicitante tiene la opción legal de interponer una demanda civil, dijo.

"Luego el juez determinará si la persona no era elegible o sí a la ciudadanía", explicó.

El experto afirmó que para aquellas personas cuya demanda fue desestimada por un juez federal es preferible evitar salir del país debido a que es posible que exista algún motivo legal de la negativa que les sea causante de una deportación.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos