Los líderes republicanos, entre la cautela y el respaldo a Christie

NUEVA JERSEY ESCÁNDALO

El gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, comparece en rueda de prensa en la casa estatal en Trenton, Nueva Jersey, EE.UU. EFE/The Newark Star Ledger - Tony Ku/Solo uso editorial
El gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, comparece en rueda de prensa en la casa estatal en Trenton, Nueva Jersey, EE.UU. EFE/The Newark Star Ledger - Tony Ku/Solo uso editorial

— Varios líderes republicanos de EE.UU. evitaron hoy criticar al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, por el escándalo en el que se ha visto envuelta su oficina, y la mayoría encontraron creíble su promesa de que él no estuvo involucrado en el caso.

Entrevistados en distintas cadenas de televisión, el senador republicano John McCain, el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus y el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani coincidieron en defender a Christie de quienes le acusan en el escándalo.

Por su parte, el senador republicano Marco Rubio, a quien muchos consideran un potencial rival de Christie en las elecciones primarias de 2016, evitó criticarlo y subrayó que sería "un error entrar en especulaciones políticas".

"No conocemos todos los hechos. Creo que éste es un tema que aún está desarrollándose y debemos evitar juzgarlo. Y además, no sé mucho sobre ello, aparte de lo que he visto en la prensa", dijo Rubio a la cadena CBS News.

McCain, mientras, consideró que la controversia probablemente no repercutirá en un daño permanente para Christie, y opinó que el gobernador hizo un "trabajo excelente" en su larga conferencia de prensa el jueves, en la que se desmarcó del escándalo.

"He pasado por algo similar y sé que hay que contestar a todas las preguntas. No puedes dejar nada sin contestar. Creo que ahora puede seguir adelante, a no ser que haya nuevas revelaciones", afirmó el que fuera candidato republicano a la presidencia en 2008.

El escándalo emergió a mediados de esta semana, cuando unos documentos demostraron la implicación de su oficina en el corte de varios carriles de un puente en Fort Lee (Nueva Jersey) como represalia contra el alcalde de la ciudad, un demócrata que no apoyó a Christie en su reelección.

Igual que McCain, Giuliani consideró "bastante creíble" la afirmación de Christie de que no estaba al corriente de lo que hicieron sus subordinados, y señaló que sería demasiado arriesgado para el gobernador mentir al respecto.

"Si por algún motivo no es cierto, este hombre ha puesto su carrera completamente en riesgo. Porque si resulta que hay alguna prueba de que sí estaba al corriente, su carrera política se habrá acabado", alegó Giuliani en la cadena ABC News.

Por su parte, Priebus destacó que Christie ha despedido a los asesores que le mintieron y ha sido honesto al respecto.

"Ha admitido que los errores ocurren, que él confiaba en una gente que le mintió. Estados Unidos es un pueblo que perdona, pero perdona cuando actúas ante lo que ha ocurrido, cuando corriges los errores, y eso es lo que Chris Christie ha demostrado", dijo Priebus a NBC News.

En una entrevista en la misma cadena, el alcalde de la ciudad que quedó bloqueada por el tráfico en el puente, Mark Sokolich, dijo hoy que toma la palabra a Christie y el tiempo dirá si ha sido sincero.

"Si no lo sabía, ciertamente tendría que haberlo sabido", indicó Sokolich.