"12 Years a Slave" y "Gravity", el duelo por el Óscar a la mejor película

ÓSCAR MEJOR PELÍCULA

El director Steve McQueen. EFE/Archivo
El director Steve McQueen. EFE/Archivo

— Las producciones "12 Years a Slave" y "Gravity" lideran la carrera por la estatuilla en la categoría reina de los Óscar, la de mejor película, una disputa en la que participan nueve largometrajes, entre los que destacan también "American Hustle" y "The Wolf of Wall Street".

"12 YEARS A SLAVE", el rival a batir

Aplaudida y criticada por su crudeza a la hora de retratar el drama de la esclavitud en Estados Unidos en 1853, la película del realizador británico Steve McQueen llega como favorita a la gala de los Óscar, a pesar de haber sido calificada como de "difícil de ver", lo que podría perjudicarle a la hora de captar los votos de los académicos más impresionables.

La historia está basada en la biografía de Salomon Northup, un afroamericano libre de Nueva York que es secuestrado y vendido como esclavo en el sur.

Brad Pitt, que tiene una breve aparición, produce la cinta, en la que McQueen volvió a contar con el actor Michael Fassbender y que sirvió para descubrir en Hollywood a la keniana nacida en México, Lupita Nyong'o, que junto con Fassbender y Chiwetel Ejiofor optan a un Óscar interpretativo en la 86 edición de estos galardones.

"12 Years a Slave" se alzó con un total de 9 nominaciones a los Óscar y fue consagrada como mejor película del año en los Globos de Oro, los Critics Choice Awards y los galardones del sindicato de productores de EE.UU. (PGA), entre otros.

"AMERICAN HUSTLE" y la fórmula del éxito de David O. Russell

Película de estafadores cazados y políticos corruptos, "American Hustle" convenció a la Academia de Hollywood en muchos sentidos, desde el guión a su vestuario y dirección, así hasta atesorar una decena de candidaturas a los Óscar, pero si por algo gustó fue por sus interpretaciones.

Es la única cinta de todas las contendientes que opta al Óscar en las cuatro categorías de actuación.

Un éxito que se ha convertido en habitual para el responsable del filme, el realizador David O. Russell, cuyas dos películas anteriores ("The Fighter" y "Silver Linings Playbook") fueron reconocidas con un Óscar de interpretación.

Christian Bale (galardonado por "The Fighter"), Jennifer Lawrence (premiada por "Silver Linings Playbook"), Bradley Cooper (nominado por "Silver Linings Playbook") y Amy Adams (nominada por "The Fighter"), vuelven a tener opciones al Óscar en esta edición tras repetir a las órdenes de Russell.

El filme, aunque sea un serio candidato a ganar el Óscar de mejor película, parece haber ido perdiendo fuerza en los pronósticos de los expertos a medida que se acerca la fecha de la gala.

Ninguna cinta dirigida por David O. Russell ha ganado el Óscar de mejor película aún.

"CAPTAIN PHILLIPS", nominada a la deriva

El heroísmo del capitán Richard Phillips y su gestión del asalto a su carguero por parte de piratas somalíes en 2009 caló en los miembros de la Academia de Hollywood, que disfrutaron con este "thriller" basado en hecho reales y recientes en el que el espectador sabe de antemano que su final navega a buen puerto.

La cinta consiguió un total de 6 candidaturas, entre ellas mejor película, pero ni Tom Hanks que encarna al capitán, ni el director Paul Greengrass, resultaron nominados. Estas ausencias son sintomáticas de la deriva que parece llevar el filme en la 86 edición de los Óscar.

Raro es que se imponga como mejor largometraje una película cuyo director o actor principal carezca de nominación, y más raro aún es que ocurra dos años seguidos. En 2013 ya triunfó "Argo" en esas mismas circunstancias frente a la oposición de "Life of Pi", que consiguió el de director, para Ang Lee.

Una única candidatura interpretativa, a Barkhad Abdi como mejor secundario, y una de mejor guión adaptado, son otras de las opciones de "Captain Phillips" a las estatuillas, junto con varias categorías técnicas, pero todo apunta a que terminará su viaje por los Óscar sin recompensa ante la oposición de "12 Years a Slave", "Gravity" y "American Hustle".

"DALLAS BUYERS CLUB", la película de Matthew McConaughey

El caso de "Dallas Buyers Club" recuerda a otros similares en los Óscar como "The Blind Side", una película con aire independiente encabezada por un intérprete popular que la Academia jamás había tomado en serio.

En "Dallas Buyers Club" Matthew McConaughey deja de ser el guapo triunfador para encarnar a un enfermo de sida, demacrado pero dispuesto a sobrevivir a toda costa, que organiza una red de distribución de medicamentos no permitidos en EE.UU. para atender sus necesidades y las de otros pacientes en su misma situación.

Ese papel ha convertido a McConaughey en favorito al Óscar de mejor actor y a Jared Leto, en la apuesta clara para ganar como mejor secundario.

En 2010, Sandra Bullock protagonizó "The Blind Side", filme de bajo presupuesto en el la actriz contenía su bis cómica para hacer de una mujer con recursos dispuesta a enfrentarse a una sociedad racista para defender a un joven afroamericano de origen humilde.

En ambos casos, la actuación empujó al largometraje a obtener una candidatura de mejor película, aunque con remotas opciones de triunfo en esa categoría. Bullock se llevó el Óscar de mejor actriz, McConaughey y Leto, parecen destinados a conseguir una estatuilla igualmente.

"Dallas Buyers Club" obtuvo 6 candidaturas a la 86 edición de los premios de la Academia de Hollywood, incluidas mejor guión original, maquillaje y peluquería, y edición.

"GRAVITY", la apuesta más ganadora

Con un total de diez nominaciones, siete de ellas de carácter técnico, todo apunta a que la superproducción orbital dirigida, escrita, producida y editada por el mexicano Alfonso Cuarón acaparará la mayor cantidad de estatuillas al término de la ceremonia de los Óscar.

"Gravity", el drama de dos astronautas flotando en el espacio tras quedar destruido el transbordador espacial, es la gran favorita para llevarse el galardón de mejor edición, banda sonora, mezcla de sonido, edición de sonido y efectos visuales, así como mejor fotografía para el mexicano Emmanuel Lubezki.

El premio de mejor dirección parece asegurado para Cuarón, nominado también como editor y productor.

Ese saco de estatuillas más que posibles no son garantía de éxito en la categoría de mejor película, aunque a estas alturas parece la única candidata capaz de hacer sombra a "12 Years a Slave".

Los académicos, a la hora de escoger el mejor largometraje, suelen ser reticentes a votar por historias con muchos efectos especiales, así le ocurrió a "Life of Pi" y "Avatar", que vieron cómo el Óscar de mejor película se lo llevaban "Argo" y "The Hurt Locker", respectivamente.

También le pasó algo similar a "Star Wars", que en 1978 perdió con "Annie Hall".

"HER", intimismo tecnológico

Ambientada en un futuro próximo y plausible, "Her" es una nueva propuesta de Hollywood que cuestiona la relación del ser humano con la tecnología que ha creado, una temática que abordan filmes desde "Frankenstein" a "Terminator" y "Bicentennial Man", pasando por "I, Robot", "A.I. Artificial Intelligence", o más recientemente "Robot & Frank".

En "Her" el director Spike Jonze plantea la relación sentimental entre un sistema operativo emocional al que pone voz Scarlett Johansson y un solitario escritor que interpreta Joaquin Phoenix.

"Her" logró cinco nominaciones, entre ellas mejor película, aunque la categoría le queda grande frente a sus contendientes. Sí podría llevarse el galardón de mejor guión original, donde mantiene un pulso con "American Hustle".

"NEBRASKA", la opción en blanco y negro

El director de "The Descendants" y "Sideways", Alexander Payne, cuajó una nueva película de autor en línea con las anteriores, una cinta sin prisas, donde el drama va por dentro, que transcurre lejos de grandes ciudades, en lugares por los que parece no pasar el tiempo, a pesar de que el tiempo sea precisamente un protagonista común en estas películas.

El estilo de Payne está muy patente en esta historia de un hombre entrado en años que emprende un viaje de Montana a Nebraska para reclamar un millón de dólares que cree haber ganado, y eso que Payne no fue el autor del guión como sí ocurrió en "The Descendans" y "Sideways", que le valieron dos Óscar en esa categoría.

"Nebraska", realizada en blanco y negro, consiguió 6 nominaciones que abarcan las categorías más relevantes desde mejor película, a mejor director, una de actor protagonista y otra de secundaria, así como mejor dirección y mejor guión original y fotografía.

Las posibilidades del filme de llevarse algún premio son, sin embargo, muy lejanas.

"PHILOMENA", la candidata británica

Si "Nebraska" lo tiene muy difícil para hacerse con el Óscar de mejor película, peor incluso pintan las cosas para "Philomena", una producción británica sobre el drama de una mujer (Judi Dench) y su incansable búsqueda de un hijo que le arrebataron cuando era pequeño.

Realizada por Stephen Frears ("The Queen") y con guión de Steve Coogan, que coprotagoniza el filme, se trata de un largometraje sólido con estilo europeo que consiguió cuatro candidaturas a los Óscar pero que sorprendería si lograra algún triunfo dado el nivel de la competencia este año.

Ni siquiera logró imponerse en las categorías principales de los premios del cine británico, BAFTA, donde también optaba a cuatro galardones y solamente se alzó con el de mejor guión adaptado. Eso sí, se impuso a "12 Years a Slave", que parte como favorito como guión adaptado en los Óscar.

"THE WOLF OF WALL STREET", ambición, crimen y nominaciones

Martin Scorsese expone los excesos de Wall Street en esta cinta basada en la vida del "broker" Jordan Belfort a quien interpreta Leonardo DiCaprio en la que es su quinta colaboración con el famoso cineasta.

Cinco nominaciones respaldan a este filme que tiene presencia en la lucha por la mejor película, mejor actor, mejor secundario, mejor director y mejor guión adaptado, una buena mano que Paramount Pictures se ha encargado de hacer valer entre los académicos y el público, y que sin embargo no le sirven para acudir a los Óscar como favorito.

Una victoria de "The Wolf of Wall Street" como largometraje sería considerada a estas alturas una sorpresa, lo mismo que un triunfo en el resto de categorías, incluso las de mejor director y de mejor actor en la que Scorsese y DiCaprio van por detrás de Alfonso Cuarón y Matthew McConaughey en las quinielas, respectivamente.

A pesar del prestigio del cineasta, Scorsese solo ha logrado un Óscar de mejor dirección por "The Departed", el único de sus filmes que ha conseguido ganar como mejor película en los Óscar por lo que nada hace presagiar que "The Wolf of Wall Street" vaya a correr mejor suerte que otros dramas como "Goodfellas", "Gangs of New York" o "Raging Bull".

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos