AI recuerda a México que reformas fracasarán si no respetan derechos humanos

MÉXICO DDHH

El secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty. EFE/archivo
El secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty. EFE/archivo

— Amnistía Internacional (AI) recordó hoy al presidente de México, Enrique Peña Nieto, que sus reformas estructurales no serán exitosas si no respetan los derechos humanos de la gente.

El secretario general de la organización, el indio Salil Shetty, hizo un balance de su primera visita a este país, en la que presentó el documento "Los retos de México en materia de derechos humanos".

Shettty le entregó el lunes a Peña Nieto este memorándum de diez páginas en un encuentro que ambos mantuvieron en la residencia oficial de Los Pinos.

"El mensaje principal para el presidente fue que su intento por tener reformas y crecimiento económico o seguridad pública seguirá siendo débil y no tendrá éxito si no se enfrentan las preocupaciones de derechos humanos de la gente común de este país", explicó.

Acompañado de representantes de AI llegados desde la oficina de Londres y de miembros de la organización en México, Shetty dijo que había elementos positivos por parte de México en cuanto a los derechos humanos, pero también enormes desafíos.

Entre los primeros citó el "liderazgo del Gobierno" en asuntos internacionales relevantes, como el impulso a un tratado para regular el comercio de armas, y que las autoridades del país estén "muy abiertas al monitoreo y a la crítica".

Sin embargo, señaló que hay "una gran contradicción" entre el progresismo mostrado por México fuera de sus fronteras con la falta de progresos en algunas violaciones graves a los derechos humanos.

Entre estas últimas, el activista citó las desapariciones de decenas de miles de personas registradas en los últimos años y los "constantes" ataques a defensores de derechos humanos y periodistas", que con frecuencia terminan en asesinatos.

AI celebró que exista ya un mecanismo especial de protección a estos colectivos, pero destacó que sus medidas "son simplemente inadecuadas" y las investigaciones de esos casos, "defectuosas".

La ONG considera que, si bien existe en el país un discurso de respeto a los derechos humanos, el mismo aún debe traducirse en acciones concretas.

Shetty destacó que si Peña Nieto quiere ser recordado por "salvar a México", ello debe implicar mejoras en materia de tortura y malos tratos a detenidos, el fin de arrestos arbitrarios y protección plena a los derechos de los ciudadanos, especialmente a mujeres e indígenas.

Respecto a la situación de los indocumentados que cruzan México, señaló que "prácticamente no existe ninguno en este país que no sufra algún abuso o violación a sus derechos humanos de una manera o de otra".

"Los niveles de violencia sexual contra las mujeres migrantes, los de extorsión, secuestro y violencia en general contra estas personas es simplemente increíble", señaló.

"El Gobierno nos dice que es por el crimen organizado, por los riesgos a la seguridad", pero la protección de cualquiera en este territorio, ya sean ciudadanos o gente en tránsito, es su "obligación", dijo el activista.

Por su parte, el investigador especial de AI para México, Rupert Knox, se refirió a la estrategia de seguridad del Gobierno frente a los grupos criminales.

Dijo que por el momento dicha política no representa "un cambio sustantivo" respecto a la de su antecesor, Felipe Calderón (20062012), en el sentido de "la incorporación de los derechos humanos a la estrategia de seguridad pública".

En lo relativo a la prevención del crimen, lo importante en este momento son "los resultados, no los títulos de las políticas" que se estén desarrollando, afirmó Knox, quien se mostró crítico con que la impunidad siga siendo tolerada en situaciones de abusos a derechos humanos.

Por último, el director de AIMéxico, Perseo Quirós, lamentó que México siga instalado en una especie de "fetichismo jurídico" con el cual se impulsen "cambios en las leyes" creyendo que los mismos comportarán "cambios en las realidades" que a la postre no suceden.

Shetty se reunirá este martes con congresistas y senadores mexicanos antes de dar por concluida su primera visita a este país.