Puerto Rico anuncia una reforma fiscal y una intensa lucha contra el fraude

PUERTO RICO ECONOMÍA

Según sus datos, los ingresos en el Fondo General alcanzaron en enero los 663,5 millones de dólares, un millón menos que en el primer mes de 2013. EFE/Archivo
Según sus datos, los ingresos en el Fondo General alcanzaron en enero los 663,5 millones de dólares, un millón menos que en el primer mes de 2013. EFE/Archivo

— El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, anunció hoy que emprenderá una reforma fiscal para establecer una nueva estructura contributiva, al tiempo que intensificará la lucha contra el fraude, como vía para aumentar los ingresos de la isla.

"Se procurará tener para fines de año los resultados de un estudio sobre una nueva estructura contributiva que permita un balance adecuado entre todos los sectores del país y promueva el desarrollo económico", dijo García Padilla en un mensaje grabado y transmitido por La Fortaleza, sede del Ejecutivo boricua.

Añadió que "el estudio incluye la reevaluación del IVU (impuesto sobre las ventas y el uso) para ponderar si es la mejor alternativa para todos, tomando en cuenta la deuda emitida contra esa fuente".

Entre las medidas fiscales que va a tomar para afrontar la crisis abierta a raíz de la degradación al nivel de "chatarra" o bonos "basura" de la deuda de la isla, también figura la reducción en 170 millones de dólares el gasto del año fiscal corriente, que acaba en junio, "sin un solo despido" de empleados públicos.

"Se renegociarán los préstamos cuyos pagos se aceleran por la degradación y se continuará trabajando en alternativas de financiamiento", añadió el mandatario.

Además, se reforzarán las medidas contra la evasión contributiva, para lo que el Departamento de Justicia de Puerto Rico actuará "de inmediato" y "con toda severidad".

En cuanto a los organismo públicos, "se pondrá en cintura a las corporaciones públicas, que ahora tendrán que asumir la responsabilidad completa por los resultados de sus operaciones, sin ayuda del fondo general".

Como ya había adelantado previamente, para el próximo ejercicio fiscal hay intención de "presentar un presupuesto balanceado", lo que quiere decir, explicó, que "no se van a tomar préstamos para cuadrar el presupuesto".

El diseño de un presupuesto sin déficit "no sucede en Puerto Rico desde hace muchos, muchos años", según reconoció el propio gobernador, quien advirtió que, para lograrlo, "se reducirá en, por lo menos, 800 millones de dólares el gasto del Gobierno, lo que necesitará de algunas medidas contundentes".