Tribunal apelaciones falla que programa de purga votantes Florida es ilegal

EEUU ELECCIONES

La Corte de Apelaciones de Circuito Once de EE.UU. falló que el programa de "purga" de votantes del censo electoral de Florida, una iniciativa del gobernador del estado, Rick Scott, "violaba leyes federales". EFE/Archivo
La Corte de Apelaciones de Circuito Once de EE.UU. falló que el programa de "purga" de votantes del censo electoral de Florida, una iniciativa del gobernador del estado, Rick Scott, "violaba leyes federales". EFE/Archivo

— La Corte de Apelaciones de Circuito Once de EE.UU. falló que el programa de "purga" de votantes del censo electoral de Florida, una iniciativa del gobernador del estado, Rick Scott, "violaba leyes federales".

Los jueces del tribunal determinaron este martes que este programa violaba la Ley de Registro de Votantes (NVRA), un fallo que se produce poco después de que el propio secretario de Estado de Florida, Ken Detzner, anunciase la suspensión de este programa hasta después de las elecciones de 2014.

En el memorando enviado a los supervisores de elecciones, Detzner indicó que "una revisión federal" del programa Verificación Sistemática de Derechos del Extranjero (SAVE), una base de datos, "no se completaría hasta 2015" y la nueva purga iba a ser "pospuesta hasta después de la finalización de los cambios".

El Estado de Florida acabó reconociendo así que el programa de "purga" de votantes, de 2012, fallaba a la hora de buscar extranjeros que estuvieran inscritos como electores.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Florida había presentado una demanda para detener este programa de "purga" de votantes del censo electoral.

Argumentó la ACLU que esta medida entrañaba el peligro de la utilización de datos erróneos para purgar votantes registrados y señalaba que "muchas personas que recibieron cartas en las que se les decía que iban a ser retirados de la lista de votantes eran ciudadanos elegibles".

"La exclusión de votantes elegibles días o semanas antes de la fecha de elecciones probablemente" no permitiría corregir los errores cometidos por el Estado a tiempo, destacó el juez Beverly B. Martin.

La "purga" inicial, "que marcó a cerca de 2.700 votantes registrados de Florida como supuestamente no ciudadanos", afectó de manera desproporcionada a los negros, indicó la organización Advancement Project una entidad no lucrativa de consultoría legal.

Así, "más del 82 % de los votantes que fueron notificados mediante cartas eran negros y "muchos de ellos resultaron ser ciudadanos elegibles".

El fallo del tribunal de apelaciones es una victoria no sólo para miles de votantes que "fueron erróneamente marcados por la lista de purga de 2012, sino que es un victoria para los ciudadanos naturalizados y la democracia", resaltó Katherine CullitonGonzález, directora de protección del voto de Advancement Project.