Peña Nieto lanza el tradicional grito de la independencia de México

MÉXICO INDEPENDENCIA

El presidente de México, Enrique Peña Nieto. EFE/Archivo
El presidente de México, Enrique Peña Nieto. EFE/Archivo

— El presidente de México, Enrique Peña Nieto, lanzó hoy tradicional grito para conmemorar los 203 años desde el inicio de la gesta de la independencia, en un acto que contó con la presencia de decenas de miles de personas.

Esta fue la primera ocasión en la que "El Grito" fue encabezado por Peña Nieto, que asumió el poder el pasado 1 de diciembre para un mandato de seis años.

Acompañado de su esposa, Angélica Rivera, Peña Nieto apareció a las 23.00 hora local en punto (04.00 GMT) en un balcón del Palacio Nacional, que da a la principal plaza de la capital, el Zócalo, para cumplir con la tradición.

La ceremonia, que repite cada año, reproduce el acto en el que la madrugada del 16 de septiembre de 1810 el cura Miguel Hidalgo llamó a los mexicanos a levantarse en armas para independizarse de España. La Independencia se logró en 1821.

Con la bandera mexicana en sus manos y otra cruzándole el pecho bajo la chaqueta, Peña Nieto se presentó en el balcón del Palacio Nacional, tocó la campana para marcar la hora y lanzó vivas a los héroes de la independencia de México.

Después, repitió tres veces el tradicional grito de "¡Viva México!", entre aplausos y vivas de los asistentes a la ceremonia, aunque también se oyeron pitos.

Según autoridades de la capital mexicana, al menos 70.000 personas se habían congregado horas antes en el Zócalo para ser testigos de la principal ceremonia histórica del país, a pesar de la fuerte lluvia que caía cuando se desarrolló el acto.

Muchos de los asistentes se presentaron con trajes tradicionales y sombreros charros.

Después de la ceremonia protocolaria y tras devolver la bandera que previamente le había entregado una guardia de honor, Peña Nieto reapareció de nuevo en el balcón, junto con su esposa y sus cinco hijos para saludar a los reunidos.

El acto se cerró con el tradicional despliegue de fuegos artificiales y el tañer de las campanas.

Al igual que en la capital mexicana, actos parecidos se desarrollaron en los 31 estados del país, encabezados por los respectivos gobernadores.

Los actos para conmemorar la Independencia continuarán mañana, lunes, con un desfile militar.

La plaza donde se desarrolló la ceremonia estuvo ocupada por maestros desde el mes pasado y hasta el viernes, como parte de una prologada protesta por la aprobación de una reforma del sector educativo que ha mermado el poder de los sindicatos de docentes.

El Zócalo fue desalojado el viernes por la tarde, después de que las autoridades conminaran a quienes se encontraban allí para que abandonaran el lugar. Muchos de los manifestantes se han trasladado al Monumento a la Revolución, en el centro de la capital.

La presencia de los maestros abrió la posibilidad de que la tradicional ceremonia de la Independencia tuviera que se trasladada fuera de la capital mexicana, en el estado central de Hidalgo, si persistía la protesta de los docentes.

Al final, las autoridades optaron por desalojar por la fuerza la principal plaza de la ciudad, que fue limpiada en un tiempo récord y preparada durante el sábado para ser el escenario de la tradicional ceremonia que recuerda la fecha histórica.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos