La última película de Morais trata del desmantelamiento del estado de bienestar español

CANADÁ CINE

El director de cine Alberto Morais. EFE/Archivo
El director de cine Alberto Morais. EFE/Archivo

— El director de cine español Alberto Morais dijo que su última película, "Los chicos del puerto", que ha tenido su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), es un reflejo "el desmantelamiento en España de lo que entendíamos como el estado de bienestar".

Morais declaró a Efe a su paso por Toronto que "los cineastas debemos dar fe del tiempo y la sociedad en que vivimos. En situaciones de crisis florecen películas de todo tipo pero que son hijas de su propio tiempo".

"La película refleja lo que se vive en España: un desmantelamiento de lo que entendíamos por el estado de bienestar. Ese desmantelamiento general también es visible en la película. Y también una relación dialéctica entre el presente y el pasado" añadió, cuya anterior cinta fue "Un lugar en el cine" (2008),

"Se está sufriendo un ataque directo a todos los sectores de la población. También el cine está sufriendo mucho y si no hubiese instituciones como el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (ICAA) o el IVAC en Valencia habría muy poco cine español y sólo cine de un tipo".

"Los chicos del puerto" utiliza la experiencia de tres niños de un barrio marginal de Valencia, Nazaret, para dibujar un retrato del abandono social, familiar, económico y político que viven los más desfavorecidos de la sociedad.

"Es la historia de un abuelo que le había prometido una chaqueta militar a un amigo suyo que ha muerto. Pero él no puede ir a depositarla en su tumba porque está condenado desde que perdió la guerra. Sólo su nieto es la única esperanza que le queda", dijo el realizador.

"Y quizás los chavales que ahora tienen 12 años sean nuestra esperanza porque estamos muy pasivos en España. Tienen que venir generaciones que remuevan el país porque éste lo necesita" continuó.

La película fue filmada en el barrio de Nazaret de Valencia y con actores no profesionales.

"Ningún niño debería ser un actor profesional. Buscaba cierta verdad de las miradas y no quería niños que hubieran hecho cine y estuvieran viciados. Quería unos rostros muy concretos y en el ámbito cinematográfico los niños a veces son muy guapos, muy perfectos. Y a mi me gusta la imperfección" explicó.

Morais, que nació en Valladolid pero se crió desde la infancia en Valencia, reveló que tiene una conexión muy especial con el barrio de Nazaret.

"Mi padre fue médico en Nazaret durante muchos años. Trabajó con los equipos sociales de colectivos del barrio. Es un barrio muy marginado, no marginal, y conocía muy bien el barrio y lo que significa vivir en Nazaret para mucha gente" explicó.

"Es un barrio muy duro y aislado" continuó.

Morais contó con un presupuesto de 600.000 euros para producir la película.

"Muchas veces en sociedades muy industrializadas hay menos diversidad porque todo está muy institucionalizado, muy tipificado. Pero si la industria se tambalea, florecen cosas muy diversas hechas con muy poco dinero", dijo.

Morais, que es la primera vez que acude a TIFF, añadió que la presencia de "Los chicos del puerto" "es un espaldarazo absoluto a la película. Es un reconocimiento muy fuerte".

"En términos de influencia, Toronto es el segundo festival más importante del mundo. Y coge muy pocas películas españolas. Estoy muy orgulloso y agradecido. Nunca me hubiera imaginado que podía haber venido al Festival de Toronto. Es un espaldarazo y algo muy importante" explicó el director.

"Chicos del puerto" está previsto que se estrene en España en noviembre pero antes, según declaró el director, la película viajará a festivales españoles, así como de Brasil y Marruecos. Julio César Rivas

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos