Filántropo latino hará el Camino de Santiago en favor de un hospital pediátrico

EEUU ASUNTOS SOCIALES

El filántropo latino Mike Fernández (izda) recorrerá el Camino de Santiago para recaudar un millón de dólares para el Miami Children's Hospital, en una campaña que tiene el apoyo de personalidades como Andy García (dcha), Martin Sheen o Jon Secada. EFE
El filántropo latino Mike Fernández (izda) recorrerá el Camino de Santiago para recaudar un millón de dólares para el Miami Children's Hospital, en una campaña que tiene el apoyo de personalidades como Andy García (dcha), Martin Sheen o Jon Secada. EFE

— El filántropo latino Mike Fernández recorrerá el Camino de Santiago para recaudar un millón de dólares para el Miami Children's Hospital, en una campaña que tiene el apoyo de personalidades como Andy García, Martin Sheen o Jon Secada.

"El objetivo es recaudar fondos para ayudar a miles de niños que se tratan en ese hospital. No solamente niños que viven en esta ciudad, sino también otros que vienen de 90 países", señaló a Efe Fernández.

Para lograr este objetivo se está preparando para realizar cerca de 800 kilómetros (unas 500 millas) del Camino de Santiago desde Francia hasta Santiago de Compostela (España).

"Reconozco, como ciudadano, que tengo una obligación moral de apoyar causas que ayudan a esos que tienen una necesidad. He dedicado mi vida a mis negocios y a mi familia, pero siempre, con la misma importancia, a esos que necesitan una mano", comentó en la presentación de su aventura a los medios en Miami.

Para ello, el hombre cargará una mochila y emprenderá un peregrinaje de seis semanas hasta llegar a la Catedral de Santiago de Compostela, en el noroeste de España.

En su opinión, es muy importante que haya iniciativas como éstas para ayudar a los niños sin recursos que residen en Estados Unidos y que no pueden acceder a la sanidad privada.

El hombre, que tuvo ingresada en este centro de Miami a su nieta de 19 meses por una operación a corazón abierto, afirmó que "los niños están muy emocionados" con esta iniciativa.

"Los niños quieren que les mande vídeos y fotos todos los días diciendo dónde estoy y qué experiencia he tenido", relató el filántropo, nacido en Cuba y criado en Estados Unidos.

Algunos rostros populares como el cantante y compositor Jon Secada, los actores Andy García y Martin Sheen, o los jugadores de baloncesto de los Miami Heat Ray Allen y Shane Battier han apoyado esta causa para concienciar a la población de lo importante que es ayudar a las minorías.

"Me conmovió mucho los esfuerzos que estaba haciendo él (Mike Fernández) y la causa. Es muy fácil involucrarse con los niños", dijo a Efe Andy García.

El actor de origen cubano comparó el Camino de Santiago con el esfuerzo al que se ven obligados muchos niños enfermos para conseguir curarse. "Es como una metáfora, por eso Mike lo está haciendo", indicó.

Por su parte, el cantante Jon Secada elogió el trabajo que realizan los profesionales del Miami Children's Hospital y lo que representa esta institución "en los estudios que hacen para seguir aprendiendo más y ayudar a nuestros hijos".

Secada, que nunca ha hecho el Camino de Santiago, comentó que le "encantaría hacerlo". "Hacer lo que está haciendo Mike, algo tan lindo, es un ejemplo muy especial", declaró.

El mejor amigo de Mike Fernández, el también cubano César Álvarez, lo acompañará durante la primera semana de aventura.

Después, el filántropo continuará su recorrido otras cuatro semanas más en solitario y culminará la última etapa con su esposa, con la que caminarán hasta llegar a Santiago de Compostela.

"Llevo meses caminando, pero me di cuenta que caminar en Florida, que es un lugar muy llano, no ayudaba mucho. Entonces me compré un chaleco de peso y cargo 40 libras (unos 18 kilos) y, con él, camino hasta mi casa, subo las escaleras...", comentó sobre su preparación, que se completó con una estancia en las montañas de Utah.

En unas semanas, el hombre emprenderá un viaje hasta Saint JeanPiedduPort (Francia) y recorrerá algunas de las ciudades más importantes de España como Pamplona, Logroño, Burgos y León, hasta llegar a la Catedral de Santiago.

"El cuerpo quiere parar, pero pensar en esos niños que tienen una necesidad, que están sufriendo, que están con quimioterapia y que tienen serios problemas de salud me da energía para poder seguir", finalizó.