El desempleo entre los hispanos bajó al 9,3 % en agosto

EEUU DESEMPLEO

Un hombre toma papeletas con información en una oficina de empleo en EE.UU. EFE/Archivo
Un hombre toma papeletas con información en una oficina de empleo en EE.UU. EFE/Archivo

— El índice de desempleo entre los hispanos de Estados Unidos bajó una décima al 9,3 % en agosto comparado con uno del 7,3 %, entre la población en general, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Según el Gobierno, el mes pasado la fuerza laboral hispana sumaba 24,94 millones de personas, de las cuales 2,33 millones estaban sin empleo.

"La economía sigue recuperándose de manera lenta pero sostenida", afirmó el secretario de Trabajo, Thomas Pérez. "Hemos tenido 42 meses consecutivos de crecimiento del empleo en el sector privado, con la adición de casi 7,5 millones de puestos de trabajo".

En el sector privado agosto vio un incremento de 152.000 puestos de trabajo, después de un aumento de apenas 127.000 en julio, lo cual marcó la secuencia de dos meses con las cifras más bajas en más de un año.

Las remuneraciones horarias promedio subieron 5 centavos a 24,05 dólares en agosto y han subido el 2,2 % en un año.

La mayoría de los analistas esperaba un incremento de más de 185.000 empleos, y los mercados recibieron mal la noticia de que buena parte de la baja en el índice de desempleo se debió a que más de 312.000 personas abandonaron la búsqueda de trabajo bien remunerado y, por lo tanto, salieron de la fuerza laboral.

La tasa de participación laboral, esto es la proporción entre la fuerza laboral y la población civil, bajó del 63,4 % en julio al 63,2 % en agosto, el nivel más bajo desde el verano de 1978

La tasa de participación mide cuántas personas sanas, mayores de 16 años de edad y en posición de trabajar buscan empleo o tienen uno. Esa tasa ha estado disminuyendo por años a medida que llega a la edad de jubilación la generación nacida entre 1946 y 1964.

Pero la debilidad de la reactivación tras la recesión también ha desalentado a millones de personas que quisieran tener un empleo de tiempo completo, con beneficios como seguro de salud y vacación pagada, pero no pueden hallarlo.

Asimismo, y para más decepción de los mercados, el Gobierno ajustó sus cifras de ganancia de empleos en junio y julio, indicando que sumaron 276.000 puestos de trabajo en lugar de los 350.000 que se habían calculado anteriormente.

Los datos indican que, cinco años después de terminada la recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, las condiciones del mercado laboral empeoraron en el verano.

"El informe de hoy muestra que necesitamos todo el empuje macroeconómico para fortalecer la economía", opinó Heidi Shierholz, economista del Instituto de Política Económica, un grupo independiente con sede en Washington.

"Al ritmo que vamos llegaremos a 2021 antes de reponer los 8,3 millones de empleos perdidos en la Gran Recesión, y antes de retornar a un mercado laboral saludable", añadió.

La Reserva Federal, que ha mantenido la tasa de interés de referencia por debajo del 0,25 % desde diciembre de 2008 y desde hace casi un año inyecta en los mercados unos 85.000 millones de dólares mediante la compra de títulos hipotecarios y bonos del Tesoro, duda ahora sobre la conveniencia de mantener los estímulos o empezar a menguarlos.

El presidente de la Reserva, Ben Bernanke, ha dicho que se mantendrá el empuje monetario hasta que el índice de desempleo se aproxime al 6,5 %.

El sector del comercio minorista tuvo en agosto una ganancia neta de unos 44.000 empleos.