Industriales mexicanos rechazan centro comercial chino Dragon Mart en Cancún

MÉXICO EMPRESARIOS

Fotografía de un modelo a escala del centro de negocios Dragon Mart presentado en la ciudad mexicana de Cancún. EFE/archivo
Fotografía de un modelo a escala del centro de negocios Dragon Mart presentado en la ciudad mexicana de Cancún. EFE/archivo

— Los industriales mexicanos arremetieron hoy contra el proyecto del centro de negocios Dragon Mart en Cancún, del cual dicen que promoverá el ingreso "de productos chinos subvaluados" y será una competencia desleal y una amenaza a la industria nacional.

"Como representantes del sector industrial protegemos a nuestro gremio y rechazamos enérgicamente un proyecto que no fomenta la manufactura, la producción y la mano de obra mexicana", afirmó el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco J. Funtanet, en un comunicado.

La semana pasada, el Tribunal Superior de Justicia del estado de Quintana Roo ordenó a las autoridades del municipio de Benito Juárez, al que pertenece Cancún, entregar los permisos de construcción del proyecto Dragon Mart.

El tribunal emitió una sentencia favorable mediante la figura legal "Afirmativa Ficta" a la empresa Real Estate Dragon Mart, debido a que las autoridades municipales no respondieron a la solicitud de los permisos en el plazo legal de 45 días hábiles.

Funtanet señaló que este proyecto "representaría una seria competencia desleal a los productores mexicanos, en perjuicio de las inversiones, el empleo, el medio ambiente y los consumidores".

Lamentó que "por una aparente omisión se tenga que autorizar un permiso o licencia de construcción para un proyecto comercial que sin duda dañará al sector industrial y empresarial mexicano".

Agregó que este proyecto no cumple con los requisitos de "Manifestación de Impacto Ambiental ni con el Programa de Ordenamiento Local que marca la ley", por lo que la Concamin "confía que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto y hagan cumplir la ley".

El líder de los industriales mexicanos afirmó que hay que tener en cuenta que "China no es considerada por la OMC como una economía de mercado, lo que implica un riesgo de competencia desleal para países que sí lo somos".

Indicó que las políticas comerciales chinas reducen de manera significativa sus costos de producción y por eso no son aceptables en una economía de mercado como la mexicana, porque se traducen en competencia desleal contra los productos mexicanos.

Según los industriales, "Dragon Mart prevé la entrada de 300.000 toneladas mensuales de productos chinos, cantidad que equivale al número de productos mexicanos que podrían ser desplazados, en caso de autorizarse el proyecto".

Según los portavoces del proyecto Dragon Mart Cancún la inversión de proyecto es de 180 millones de dólares, se generarán 1.800 empleos directos en la construcción y 8.500 empleos permanentes.

El centro de negocios abarcará una superficie de 13 hectáreas para exhibición, cuatro hectáreas para bodega y 380 hectáreas de terrenos en conservación.

La empresa Real Estate Dragon Mart se constituyó en México como una sociedad en la que 45 % pertenece a Carlos Castillo, 45 % a la empresa Monterrey Cancún Mart y 10 % de Chinamex Middle Investment & Trade Promotion Center.