Contra la influenza, vacúnate a tiempo

Así como te preparas con ropa térmica para mitigar el frío del invierno que ya se aproxima, también te conviene protegerte contra el virus de la influenza, que se propaga durante la temporada invernal.

Cada año, como medida de prevención, se recomienda vacunar a niños, adultos mayores y pacientes con enfermedades crónicas, ya que son los más vulnerables al contagio, pero no significa que el resto de la población esté exento de la vacuna.

"Toda la población debe vacunarse porque todos estamos expuestos al virus", indica el infectólogo Javier Ramos Jiménez. "La idea de dividir por grupos surgió para darles prioridad a los grupos de alto riesgo en situaciones de escasez de vacunas".

La vacuna contra la influenza es prevención y debe aplicarse anualmente para recibir el refuerzo antes de que empiece la temporada invernal.

"Este año, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta sugiere que todas las personas a partir de los seis meses de edad se vacunen", advierte el jefe del Servicio de Infectología del Hospital Universitario, quien recomienda recibir la vacuna durante septiembre y octubre.

"La vacuna es segura, los adultos sólo necesitan una dosis intramuscular, mientras que los menores de 8 años necesitan dos, la segunda se aplica un mes después de recibir la primera".

Protección

Después de la pandemia de influenza que se registró en el País en el 2009, por vez primera en México se prestó atención a la enfermedad y se tomó conciencia sobre la importancia de la vacunación anual.

"Fue una experiencia significativa tanto para la sociedad como para los médicos", advierte el infectólogo Javier Ramos Jiménez.

"La vacuna existe desde la Segunda Guerra Mundial, pero en México entró al mercado nacional hasta hace 6 años".

Sin embargo, aún existen personas que no se han vacunado por miedo y desinformación.

"Creen que les va a dar influenza o gripe, pero no es así", manifiesta Ramos Jiménez. "También piensan que van a desarrollar problemas como el síndrome de Guillain Barré, pero es una enfermedad neurológica provocada por otras causas".

Otra preocupación común es sobre recibir la vacuna durante el embarazo.

"Las mujeres embarazadas en particular tienen una mayor indicación de la vacuna porque tienen mayor riesgo de fallecer por influenza", indica el infectólogo. "Además, al vacunarse están beneficiando al bebé con protección contra el virus durante sus primeros seis meses de vida".

Después de la vacuna puede presentarse una leve inflamación, enrojecimiento o dolor en la zona donde se aplicó la inyección, pero se controla fácilmente con algún analgésico.

"Los únicos casos en los que no debe aplicarse la vacuna son en personas alérgicas al huevo y al merthiolate", especifica Ramos Jiménez.

Una vacuna especializada

Si bien existen muchos virus de influenza, la vacuna para combatirla está diseñada para proteger contra las tres cepas de influenza principales causantes de la mayoría de las enfermedades durante la temporada invernal.

"La vacuna trivalente protege contra dos virus de la influenza A, el H1N1 y el H3N2, y contra un virus de la influenza B", explica el infectólogo Javier Ramos Jiménez, mientras remarca que la vacuna empieza a tener efecto a los 15 días de su aplicación.

A partir de este año, en Estados Unidos se ofrecerá la vacuna tetravalente, que incluye un segundo virus B. Además, cuentan con vacunas contra la influenza inhaladas en versión trivalente y tetravalente, y con la primera vacuna con tecnología molecular recombinante en la que no se emplean huevos embrionados, como en las demás, la cual pueda ser utilizada en personas alérgicas al huevo.

"El hecho de vacunarse no significa que inmediatamente se tiene inmunidad y que se puede exponer a personas enfermas, deben pasar dos semanas para tener la protección", advierte el jefe del Servicio de Infectología del Hospital Universitario.

"Tampoco quiere decir que ya no se van a contagiar de gripa, la vacuna sólo protege contra el virus de la influenza, existen muchos otros virus que producen cuadros gripales".

A diferencia de los virus gripales que afectan las vías respiratorias altas, el virus de la influenza ataca las vías respiratorias bajas y puede generar neumonía e infecciones graves que lleven incluso a la muerte.

"El mejor consejo es aplicarse la vacuna contra la influenza para protegerse contra el virus más agresivo que puede enviarte al hospital o matarte", indica Ramos Jiménez.

"Hay que usar el sentido común y no permanecer cerca de personas con tos o gripa".

La vacuna se ofrece en muchos lugares, como consultorios médicos, clínicas, departamentos de salud, farmacias y centros de salud.

"En cuanto esté disponible la vacuna, pueden acudir con su médico de cabecera o con su pediatra, o directamente al IMSS o al ISSSTE", sugiere.

Nunca está de más...

  • Vacúnate todos los años para protegerte contra la influenza.

  • Recuerda que la influenza se contagia fácilmente por contacto directo, por medio de gotas de saliva que una persona enferma expulsa al hablar, toser o estornudar.

  • Toma medidas preventivas como permanecer alejado de personas enfermas.

  • Lávate las manos para reducir la propagación de gérmenes.