Los cónsules de MX y de EU quisieran ver a más estadounidenses hablar español

El cónsul de Estados Unidos en Tijuana, Andrew Erickson, al participar en la conferencia en el Colegio Southwestern College de Chula Vista. Manuel Ocaño/Enlace
El cónsul de Estados Unidos en Tijuana, Andrew Erickson, al participar en la conferencia en el Colegio Southwestern College de Chula Vista. Manuel Ocaño/Enlace

Los cónsules Remedios Gómez Arnau de México y Andrew Erickson de Estados Unidos en Tijuana expresaron que quisieran ver a más estadounidenses compenetrarse con el idioma español y la cultura mexicana.

Los dos diplomáticos intercambiaron opiniones en la conferencia Una frontera: los recursos de dos ciudades que llevó a cabo la semana pasada el Colegio Southwestern College en Chula Vista.

Este año el intercambio académico entre los dos países, que incluye a estudiantes, profesores e investigadores se traduce en 14 mil mexicanos que se preparan en Estados Unidos y solo cuatro mil estadounidenses que estudian en México.

Las proyecciones para el 2018, según estudios que mencionó la cónsul mexicana, indican que para ese año unos cien mil mexicanos cruzarán la frontera para prepararse en Estados Unidos y 50 mil estadounidenses irán a México con el mismo fin.

“En un mundo globalizado en la economía, el comercio, los viajes y las comunicaciones, las personas que son la base de todos esos campos también debieran globalizarse, por competitividad”, dijo la cónsul Arnau.

Su colega Erickson estuvo de acuerdo. Más de la mitad de unas 200 personas que atendieron la conferencia levantaron la mano cuando el cónsul preguntó quién había visitado Tijuana en los últimos días, y solo un par respondieron cuando se trató de quienes no habían ido a Baja California en el último año.

“Es la generación TLC”, dijo el diplomático con relación al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica firmado hace 20 años, que se encuentra bien definido en el Colegio Southwestern College.

Son estudiantes y maestros que se comunican perfectamente en inglés y español, y que no solo cruzan la frontera sino que se desenvuelven con toda naturalidad en las dos culturas “y esto siempre causa un poco de temor para un anglo como yo” que se siente en desventaja, dijo el cónsul.

Elogió que unos once millones de latinos de California se compenetren tan fácilmente con la comunidad al lado mexicano de la frontera, lo que también es una ventaja cultural para la generación del TLC.

Sin embargo, el cónsul también quisiera que en el 2018 unos cien mil estadounidenses fueran a México a prepararse.

La profesora de la clase de Español 101 Deana Alonso cuestionó que el Departamento de Estado mantenga una alerta a los viajeros a Tijuana, lo que obstaculiza que su grupo de estudiantes visite el museo o el mercado en esa ciudad para practicar su español.

Erickson advirtió que los actuales niveles de inseguridad en Tijuana “están apenas por debajo de los que había en el 2010” y Estados Unidos registra en promedio anual 20 homicidios de ciudadanos en Tijuana, pero pidió observar los aspectos positivos de la ciudad.

El Centro Cultural Tijuana (Cecut) es el más activo en su tipo desde Los Ángeles hasta Los Cabos, enfatizó el cónsul.

El maestro de inglés escrito, Francisco Bustos, narró el crecimiento imprevisto de su taller de poesía y narrativa que casi de un momento a otro se convirtió en centro de expresión “en inglés, español, spanglish e ingleñol”, cruzó la frontera y formó un tejido de escritores que se desenvuelven indistintamente en los dos países y en la frontera.

El profesor de Negocios Bernardo Andrade se identificó precisamente como un miembro de la generación del TLC; nacido en San Diego, creció en Tijuana, y se graduó en Chula Vista.

Andrade y “la mitad de la gente que asistió a esta conferencia ven el mundo a colores, porque son bilingües y biculturales; y los demás lo vemos en blanco y negro”, comentó el cónsul Erickson.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos