Blatter quiere "sanciones más fuertes" para combatir el racismo

FÚTBOL FIFA

El presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter. EFE/Archivo
El presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter. EFE/Archivo

— El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se mostró hoy "sumamente orgulloso" del proceso de reformas hecho por la federación internacional desde hace dos años, que culminará esta semana en el Congreso de Isla Mauricio, y abogó por "sanciones más fuertes" para luchar contra el racismo y la discriminación.

"Desde mi punto de vista, las multas no sirven de mucho, y en cambio los descuentos de puntos y la exclusión de las competiciones podrían ser medidas más efectivas", indicó Blatter, quien consideró "crucial" la resolución que se adoptará para combatir el racismo y, que será vinculante para todas las asociaciones miembro".

En declaraciones a fifa.com, Blatter destacó que otro de los principales puntos que tratará el Congreso, el 30 y 31 de mayo en Isla Mauricio, será el amaño de partidos, que en su opinión es "una plaga" y "un problema del fútbol, no de la sociedad", que hay que "combatir con firmeza".

"Para eso necesitamos solidaridad dentro de la comunidad futbolística y la ayuda de las autoridades públicas", dijo Blatter, que está en contra de limitar la edad de los presidentes pero no el número de mandatos, ya que "esa regla se aplica en muchas democracias",aunque "debería aplicarse a todos los cargos".

"Estamos inmersos en un proceso democrático y las asociaciones miembros son las que votan. Sin embargo, yo ya me he declarado en contra del límite de edad, porque creo que ése no es un criterio relevante. No todos llegan de la misma manera a los 60, los 70 o los 80 años. Incluso podría considerarse un criterio discriminatorio. Lo que marca la diferencia es la pasión", dijo Blatter, de 77 años.

Blatter habló también de los otros temas que se debatirán en el Congreso, como la elección de la sede de la Copa del Mundo y garantizar la representación femenina en el Comité Ejecutivo de FIFA, que será "un gran paso adelante" en su opinión.

"Yo ya he manifestado que creo que cometimos un error al asignar dos torneos al mismo tiempo", dijo Blatter en alusión a la elección de los Mundiales de Rusia 2018 y Catar 2022. "A partir de ahora será el Congreso quien tome la decisión final sobre las sedes, no el Comité Ejecutivo. Ésta es una de las decisiones clave que se tomarán durante este proceso de reforma", añadió.

Cuestionado por las sanciones impuestas a miembros del Comité Ejecutivo de FIFA desde el inicio de las reformas, Blatter aseguró que "son consecuencia del trabajo de la Comisión de Ética, que es un órgano independiente" y "demuestran que el proceso hacia una mayor integridad está en marcha y que nada lo va a parar".

"Estamos siguiendo al pie de la letra la hoja de ruta que se trazó en el Congreso de 2011. Desde entonces, hemos sido transparentes y hemos seguido la mayoría de las recomendaciones de la Comisión Independiente de Gobernabilidad. Entre 2011 y 2013, yo he realizado un gran esfuerzo por llevar este proceso de reforma todo lo lejos posible, pero ahora depende del Congreso decidir sobre las medidas".

Preguntado por último por las críticas dirigidas desde la organización "Transparency International", Blatter indicó que las criticas "son útiles cuando son constructivas".

"Entiendo que Transparency Internacional exija más medidas. Ellos tienen su propia idea de cómo se podría haber ejecutado el proceso de reforma, y yo eso lo entiendo. Sin embargo, yo tengo fe en nuestro proceso, ya hemos conseguido grandes avances, y el sistema en vigor funciona bien. Creo que sería injusto decir que no lo estamos haciendo bien", concluyó.