Beca permite educación y exploración

El docente Rick Mercurio habla sobre la historia de Daley Ranch a los estudiantes de séptimo grado de Rincón Middle School. 
El docente Rick Mercurio habla sobre la historia de Daley Ranch a los estudiantes de séptimo grado de Rincón Middle School.  — Don Boomer

La caminata de 1.25 millas en la carretera asfaltada en Daley Ranch comenzó un martes por la mañana fresca con entusiasmo suficiente para las dos docenas de estudiantes de séptimo grado de la Rincon Middle School.

Platicaban —y en ocasiones pedían un receso para descansar— mientras que su maestro Jan Seeley se detenía ocasionalmente a señalar salvia blanca, pepino salvaje, y, quizás lo más importante, el roble venenoso. El arbusto frondoso prevalece sobre la reserva de 3100 hectáreas, dijo Seeley, e incluso el más mínimo contacto puede causar un brote doloroso.

Es probable que estos niños nunca hayan visto el roble venenoso, así que fue una advertencia que valió la pena. Más de la mitad de los 2000 estudiantes en una docena de viajes de estudios recientes organizados por Friends of Daley Ranch es probable que nunca hayan estado en la reserva de propiedad municipal, dijo Fred Woods, presidente del grupo sin fines de lucro.

Y Woods espera que estas excursiones no sean su última visita.

Gracias a una beca de 17 500 dólares de la Fundación Escondido Charitable fue posible llevar a cabo un ambicioso plan para llevar a cada estudiante de séptimo grado de cinco escuelas secundarias públicas de Escondido en una excursión de todo el día a la reserva. El propósito era educar, inspirar y crear conciencia sobre el enorme parque en el patio trasero con el que cuentan los niños.

Lisa Ruder, presidenta del comité de becas de la fundación, dijo que el programa era un candidato “excepcional” para el tema del ciclo de becas “comunidades vibrantes y de compromiso cívico”.

“Tenemos esta área fenomenal y la gente no sabe eso”, dijo Ruder. “Es un recurso increíble”.

Daley Ranch estaba destinado a ser una urbanización hace unos 20 años. En 1996, la ciudad intervino y compró el terreno. Con vistas panorámicas de Escondido y más allá, la reserva se considera biológica e históricamente de mucha importancia. Incluye una casa-rancho de secoya de 1928 que ha sido recientemente remodelada.

Al final del viaje de estudios, los alumnos habrían caminado como unas cinco millas, habrían visto el entorno natural a diferencia de cualquier alrededor de sus escuelas sobre todo las urbanas y habrían visitado las estaciones educativas que se centran en la historia de Escondido, su botánica, fauna, reptiles, arácnidos, indios americanos, vaqueros mexicanos en su inicio y aves, todo atendido por los guardaparques, docentes y otros expertos. Podrían haber agarrado una serpiente boa rosada o tocado una tarántula.

Prestar atención es importante durante todas las presentaciones, los niños deben completar un paquete de estudio de ocho páginas durante su visita y sus respectivas respuestas se revelaron en cada estación.

La docena de viajes en marzo y abril requirieron una planeación cuidadosa.

Gran parte de la beca se utilizó para el transporte en autobús desde las escuelas hasta el rancho. Los camiones estudiantiles cuestan entre 410 y 570 dólares al día.

Woods dijo que Friends también compró materiales educativos, como pieles y cráneos de animales, fotos, materiales para exposición, artículos para la estación de indios americanos y recipientes de almacenamiento, todos materiales que pueden ser utilizados de nuevo.

Parte de la donación también ayudó a Friends a construir un nuevo sitio de internet para la organización no lucrativa. El sitio ahora es interactivo, incluye materiales curriculares y otros enlaces educativos y permite donaciones en línea.

Para seguir llevando a todos los estudiantes de séptimo grado en los próximos años sería necesario recaudar fondos y donaciones para pagar el transporte adicional, dijo Woods. El próximo año, el grupo Friends espera aprovechar sus propios recursos para subsidios y buscar patrocinios y otras donaciones.

Woods comenzó a llevar a los estudiantes a las excursiones al rancho cuando enseñaba ciencias en la escuela Rincón. Pero el dinero para los autobuses se redujo junto con los padres conductores, lo que hizo que fueran más difíciles las excursiones.

Incluso después de su retiro, Woods y otros partidarios del Daley Ranch todavía creen que los viajes de estudio son importantes y deben ser ampliados.

Para la mayoría de los niños, la reserva “no se parece a Escondido. Es un camino histórico”, dijo Woods.

“No tiene comparación. ¿Cómo es un pollo? Como el que viene en una cajita feliz. Estos niños no saben lo que se siente al salir al campo”.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos