103-117. Cousins se exhibió ante los Suns en duelo de equipos perdedores

BALONCESTO NBA

En la imagen, el pívot DeMarcus Cousins. EFE/Archivo
En la imagen, el pívot DeMarcus Cousins. EFE/Archivo

— El pívot DeMarcus Cousins lideró el ataque de los Kings de Sacramento al aportar un dobledoble de 34 puntos y 14 rebotes que se impusieron a domicilio por 103117 a los Suns de Phoenix.

El duelo entre los dos peores equipos de la División Pacífico dejó a los Kings con la segunda victoria en los últimos 14 partidos que han disputado en Pheonix.

El poder de Cousins bajo los aros fue completo y anotó 17 puntos en la primera parte sin que fuese necesario jugar el cuarto periodo que lo pasó sentado en el banquillo.

Cousins estableció su mejor marca de seis partidos con al menos 30 o más puntos y también por cuarta vez como profesional logró un dobledoble de más de 30 puntos y 10 rebotes.

El base Isaiah Thomas también destaco en el ataque y la dirección del juego al conseguir 23 puntos, ocho asistencias y capturó tres rebotes.

Los Kings (2746) ganaron el sexto partido de los últimos 10 que han disputado después de tener un 53 (4483) por ciento de acierto en los tiros de campo y anotaron 22 de 24 tiros de personal, incluidos los combinados de Cousins y Thomas que estuvieron perfectos (1717).

El escolta Tyreke Evans anotó 12 puntos, mientras que el alapívot Patrick Patterson fue el sexto hombre al aportar un dobledoble de 10 puntos y 10 rebotes.

El alapívot argentino Luis Scola siguió de titular y fue el líder del ataque de los Suns al conseguir 25 puntos después de anotar 10 de 13 tiros de campo, incluido un triple, y 4 de 6 desde la línea de personal, capturó siete rebotes cinco fueron defensivos y recuperó un balón, en los 31 minutos que jugó.

El escolta P.J.Tucker anotó 18 puntos, mientras que el alero reserva Michael Beasley y el titular Wesley Johnson anotaron 14 tantos cada uno y completaron la lista de los cuatro jugadores de los Suns que tuvieron números de dos dígitos.

Los Suns (2350), que perdieron el quinto partido consecutivo y tienen la peor marca de la Conferencia Oeste, jugaron sin el base titular esloveno Goran Dragic al que el entrenador del equipo de Phoenix, Lindsey Hunter, le dio descanso por segundo partido consecutivo.