Estados Unidos se juega su clasificación ante Costa Rica y México

FÚTBOL BRASIL 2014

El entrenador de la selección de Estados Unidos, Jurgen Klinsmann (c), observa a sus jugadores durante un entrenamiento. EFE/Archivo
El entrenador de la selección de Estados Unidos, Jurgen Klinsmann (c), observa a sus jugadores durante un entrenamiento. EFE/Archivo

— La selección de fútbol de Estados Unidos vivirá una semana decisiva de cara a la clasificación al Mundial de Brasil 2014 cuando se enfrente de local a Costa Rica el 22 de marzo y el 26, a México, de visitante.

Ambos partidos, correspondientes a la segunda y tercera jornada del hexagonal final de la Concacaf, serán vitales para las posibilidades estadounidenses tras perder en la primera jornada por 21 ante Honduras.

El seleccionador de Estados Unidos, el alemán Jürgen Klinsmann, es consciente que ahora más que nunca necesitan vencer a Costa Rica cuando se enfrenten el próximo viernes en el Dick's Sporting Goods Park, de Commerce City (Colorado, EEUU).

La derrota ante Honduras no le da margen de perder ningún punto en su campo, y menos cuando cuatro días después del encuentro frente a los 'ticos' Estados Unidos volverá a hacer las maletas para jugar contra México en el estadio Azteca.

Llegar al partido contra México con dos derrotas consecutivas supondría que ante su eterno rival sólo le valdría la victoria o, cuando menos, sacar un empate, algo que también dejaría en mala posición a los mexicanos que tendrán visitar a Honduras luego de haber empatado a 00 contra Jamaica en el primer partido.

"Sabemos lo importante y decisivo que es para nosotros un triunfo ante Costa Rica y más después que pudimos haber conseguido algo positivo en el partido ante Honduras", declaró Klinsmann.

"Confío plenamente en el equipo y estoy convencido que vamos a jugar un gran fútbol y a ganar", añadió.

Para el partido contra Costa Rica, Klinsmann volverá a tener como núcleo de la selección a los jugadores que militan en el fútbol de Europa, aunque esta vez con la baja importante por lesión del guardameta Tim Howard, uno de los fijos en la alineación del equipo de las barras y las estrellas.

El portero internacional de 34 años, que milita con el Everton inglés, se lesionó en la espalda y está fuera de competición.

"Lo sentimos por Tim y su salud, pero tenemos excelentes porteros como Brad Guzan, que será el que ocupe su puesto de titular, mientras que Nick Rimando volverá a estar también con nosotros", adelantó Klinsmann, que rechazó el ofrecimiento del veterano Brad Friedel, de 41 años, que juega con el Tottenham Hotspur.

Guzan también es titular con el Aston Villa, Klinsmann confía plenamente en su clase y, además, era el segundo portero del equipo con Howard de titular.

El resto del equipo que Klinsmann tiene previsto presentar ante Costa Rica será el mismo que lo hizo frente a Honduras, que comenzó ganando por 01, con gol de Clint Dempsey, quien volverá a ser el líder del seleccionado.

Klinsmann está convencido que frente a Honduras el equipo que mejor fútbol hizo fue el estadounidense y la diferencia fue que en la segunda parte no tuvieron el físico suficiente para aguantar el ritmo que impusieron en la primera.

"Tengo toda la confianza que ante Costa Rica el equipo va a responder al máximo porque, a pesar de la derrota frente a Honduras, hicimos un buen fútbol y nos faltó algo de suerte en los momentos decisivos", comentó Klinsmann.

"Saldremos a ganar sin especular con el resultado", agregó.

Estados Unidos frente a Costa Rica no sólo va a tener la ventaja del campo sino el de la altitud de más de 1.500 metros sobre el nivel del mar del área de Denver, donde está el estadio Dick's Sporting Goods Park.

La probable alineación de Estados Unidos para ambos partidos sería con Brad Guzan; Timmy Chandler, Omar González, Geoff Cameron, Fabian Johnson; Danny Williams, Jermaine Jones, Michael Bradley, Eddie Johnson; Clint Dempsey y Jozy Altidore.