Muebles y enseres desechados de California tienen segunda vida en Tijuana

Un día de especiales en la tienda El Vaquero, que cuenta con cuatro sucursales en Tijuana y Rosarito y 30 años ofreciendo artículos de segunda.
Un día de especiales en la tienda El Vaquero, que cuenta con cuatro sucursales en Tijuana y Rosarito y 30 años ofreciendo artículos de segunda.

En estas tiendas de segunda se venden sillones y escritorios que pertenecieron a hoteles de San Diego y Los Ángeles, comedores de restaurantes de California; anuncios de plexiglás, lámparas, herramientas, juguetes, televisiones y otros aparatos electrónicos comprados en subastas de Arizona y Nevada.

Hay más de 600 de estos mercados en la región Tijuana-Playas de Rosarito, de acuerdo con las autoridades, sobre todo a un costado de las carreteras libres que comunican a los municipios de Ensenada y Mexicali.

La compra de enseres de segunda mano ha estado subiendo de forma sostenida desde el comienzo de la crisis económica en 2008-2009, dijo Lizeth García, de 33 años, administradora de la tienda El Vaquero, un emblemático mercado de este tipo con tres décadas de antigüedad que cuenta con cuatro sucursales en la región.

García explicó que sus clientes han sido principalmente migrantes del sur de México que han llegado a la frontera en busca de trabajo y sin resolver aún si su estancia en esta ciudad será permanente.

“Lo que nos compran son sobretodo camas y comedores para amueblar los lugares que están rentando y ellos están buscando, como todos, ahorrar dinero”, dijo.

Otros de sus clientes son gente que vive en San Quintín o Ensenada y que compra aquí para revender o bien familias que ante la crisis buscan una mejor economía.

“El mercado de bienes usados puede ser la solución para muchas familias que hoy tienen problemas económicos, porque muchos de los artículos están hasta un 300 por ciento más barato que en las tiendas de artículos nuevos”, dijo Heriberto Sánchez, de 40 años, encargado desde hace dos décadas de la Tienda La Segunda, especializada en vender equipo industrial usado para restaurantes, hotelería y bares.

La Tienda La Segunda es un gran almacén de dos mil metros cuadrados situado en el bulevar Sharp, a pocos pasos de la carretera libre Tijuana-Playas de Rosarito. Ahí estaba una mañana reciente Reyna Martínez, de 54 años, quien como todas las buenas amas de casa andaba en busca de ofertas.

“Vengo mucho a estos lugares porque te encuentras cosas increíbles a buenos precios. A veces vengo buscando una cosa y salgo con otra; como ahora, andaba buscando una lona para tapar una gotera y ya traigo esta vajilla”, dijo Martínez cerca de unas bancas que fueron parte del inmobiliario de una iglesia en San Diego.

Históricamente en Tijuana se han vendido artículos que tuvieron su uso en Estados Unidos, principalmente en California, y en esta ciudad se han revendido, desde automóviles, lanchas, muebles, casas móviles y demás artículos conocidos como “de segunda mano o usados”.

En la ciudad existe la Unión de Importadores de Mercancías Populares, conocida como el grupo especializado en tiendas de segunda, desde 1968 y está afiliado a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco).

La Unión estima que cada mes pasan por la aduana unos dos mil aparatos de línea blanca (refrigeradores, lavadoras, secadoras) y unos seis mil muebles usados para su comercialización en el noroeste del país.

Sin embargo, el cruce de artículos de segunda mano es mayor puesto que empresas establecidas que venden artículos nuevos han denunciado que miles de personas pasan en las cajuelas de sus automóviles mercancías para su venta en Tijuana sin pagar aranceles, lo que llaman el contrabando hormiga.

El espectro de la crisis no solo hizo que aumentaran las ventas de artículos usados, sino también que algunas empresas que cerraron remataran sus muebles de oficina. Una de ellas está ubicada en la avenida Madero y calle Once del distrito Centro.

En ese sitio sin nombre, situado en un lote donde se vendían autos usados, ahora estaban escritorios, sillas de oficina, cajones y diversos archiveros. El encargado del lugar, quien declinó dar su nombre, dijo que esos muebles eran de algunas empresas que cerraron en Tijuana y sus dueños querían deshacerse de ellos a precios de saldo.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos