La cocina vegetariana de los McCartney que Mary decidió compartir

MARY MCCARTNEY

Las recetas caseras de una de las familias vegetarianas más conocidas, los McCartney, salen a la venta de la mano de Mary, la hija mayor de Paul y Linda, que ha recopilado en un libro todo que le gusta comer desde niña. EFE
Las recetas caseras de una de las familias vegetarianas más conocidas, los McCartney, salen a la venta de la mano de Mary, la hija mayor de Paul y Linda, que ha recopilado en un libro todo que le gusta comer desde niña. EFE

— Las recetas caseras de una de las familias vegetarianas más conocidas, los McCartney, salen a la venta de la mano de Mary, la hija mayor de Paul y Linda, que ha recopilado en un libro todo que le gusta comer desde niña.

Fotógrafa de profesión y cocinera por vocación, Mary, de 43 años y un carácter sencillo y cercano, reconoció en una entrevista con Efe en Londres que sacar adelante su libro "Mis recetas caseras" fue un reto a varios niveles, empezando por su propia memoria.

"Nunca apunto las recetas en ninguna parte, cocino de memoria, algo que desespera a mi marido, que teme que un día deje de recordar cómo hacer los platos que gustan a mi familia. El libro me obligó a escribirlas y de esta manera poder conservarlas", explicó la hija del exBeatle.

Publicado en castellano por la editorial Grijalbo, "Mis recetas caseras" incluye una variada oferta de sencillos desayunos, brunch, platos principales y postres que formaron parte del día a día de los McCartney, que unen rapidez en la elaboración y sabor intenso.

"Así es como yo cocino. A menudo no tengo tiempo, con el trabajo, para llegar a casa, reunir a todos y luego pasar una hora y media o dos cocinando", explica la fotógrafa, responsable de varias campañas de su hermana, la diseñadora Stella McCartney, y su padre Paul.

La mayor de los hermanos McCartney busca ofrecer alternativas "la gente adora los libros de cocina porque les gustan las ideas y nuevas soluciones", señala con media sonrisa en un momento en el que la confianza de los consumidores se resiente por el escándalo de la carne de caballo detectada en envases etiquetados como vacuno.

"Es interesante porque este asunto ha traído a la luz mis principales preocupaciones como vegetariana con respecto a la carne", comenta Mary.

Sus inquietudes se dirigen hacia la industria cárnica, que "ha crecido tanto que es imposible mantener un beneficio de ello a no ser que baje mucho el coste", y la globalización, que hace que este tipo de crisis "te lleve a preguntarte de qué países procede esta carne y cómo ha entrado en la cadena alimentaria".

La hija del exBeatle sabe que su apellido aumenta el interés hacia el libro, al igual que ha ocurrido con otras publicaciones culinarias, como la aventura en octubre de Pippa Middleton, hermana de la duquesa de Cambridge, lanzada con gran expectación y posterior fracaso de ventas y críticas.

"Si alguien paga unas comisiones a un famoso para que sea la cara del libro y en realidad otra persona reúne las recetas, creo que eso no está bien. Si la persona que lo escribió tiene un interés real me parece justo", zanjó la mayor de los McCartney.

El libro de Mary coincide con la campaña "LoveLinda", la primera que la compañía de alimentación que fundó su madre, Linda McCartney Foods, realiza desde su creación hace quince años y que incluye un anuncio en el que ha participado de forma inédita el que fuera su marido, Paul, y el compositor Elvis Costello.

"Ha sido una coincidencia, pero creo que es algo bueno, porque tanto el libro como la campaña tienen una buena energía y funcionan bien juntos, como dos caras de una misma moneda", apuntó la autora.

Mary menciona repetidamente a su madre, Linda, fallecida en 1998, a los 56 años, de un cáncer y de la que ha heredado algunas costumbres, como el desagrado a cocinar sola, lo que hace que toda su familia participe en el proceso y, de esta manera, transmitir a todos las recetas vegetarianas.

"Se trata de educación, de haber crecido en una familia vegetariana. Piensa que en los 70 y 80, cuando yo era una niña, era mucho más difícil llevar esa dieta, ahora hay muchas mas opciones e ingredientes y ha desaparecido el estigma", apunta la mayor de los McCartney.

El principal problema, asegura, es que los profanos "tienen una imagen precaria de lo que significa", algo que se complica en países cuya cultura se fundamenta en la carne, "como en Polonia y Bulgaria", que expone como retos más difíciles para la conversión vegetariana.

Por Cynthia de Benito

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos