Pablo Alborán conquista el Festival de Viña, una vitrina en Latinoamérica

CHILE FESTIVAL

El cantante español Pablo Alborán durante su actuación en la sexta y última noche de la edición 54 del Festival Internacional de Viña del Mar, donde recibió la gaviota de oro. EFE
El cantante español Pablo Alborán durante su actuación en la sexta y última noche de la edición 54 del Festival Internacional de Viña del Mar, donde recibió la gaviota de oro. EFE

— El español Pablo Alborán conquistó este viernes con su romanticismo y su sencillez el festival chileno de Viña del Mar, una vitrina en Latinoamérica, donde el joven intérprete está abriéndose camino con paso firme.

En la noche de clausura del certamen, en la que estuvo precedido por artistas tan dispares como los reguetoneros puertorriqueños Wisin y Yandel y la mexicana Gloria Trevi, Pablo Alborán pudo tomar el pulso del alcance que ha logrado su música.

Ya eran la 1.30 horas (4.30 GMT) del sábado cuando el joven cantautor apareció, tímido y con guitarra al hombro, en el escenario de la Quinta Vergara para romper el hielo con uno de sus grandes éxitos, "Te he echado de menos".

Con su sonrisa amplia y el entusiasmo de sus 23 años, repasó los temas más conocidos de su corta pero fulgurante carrera, desde "Tanto", que da título a su último disco, a "Solamente tú" y "Perdóname".

El público, lleno de jovencitas que gritaban con entusiasmo, le premió con todos los galardones del festival, dos antorchas y dos gaviotas de oro y plata, que Alborán recibió emocionado en su debut en una de las grandes ligas de América Latina.

"Mis expectativas se han superado al cien por cien. Yo no esperaba esto. Sentir tanto cariño por parte de todos ha sido maravilloso", declaró el artista en una conferencia de prensa posterior al concierto.

Después de visitar Puerto Rico, Alborán ha asistido esta semana a las seis jornadas del festival como jurado de las competencias folclórica e internacional del certamen, que se retransmite por televisión a más de veinte países de la región.

Además, el pasado martes tuvo su primer contacto con el público, cuando cantó a dúo la canción "Puede que" con Miguel Bosé.

Su caso recuerda en Chile al de Alejandro Sanz, que llegó en 1994, aún muy joven, a Viña del Mar y también cantó en esa ocasión con el intérprete de "Nena". "Yo espero encontrar mi sitio poco a poco y vivir dignamente de esto", se sinceró hoy Alborán.

Éxito de ventas en España, el artista se está abriendo ahora camino al otro lado del Atlántico.

Consciente de que este festival, considerado el más importante de la región, es un trampolín a toda Latinoamérica, el artista confió: "Ojalá que sea así. Lógicamente es un pasaporte, y espero que me acepten".

Su primera puerta se abrió en Argentina, donde colaboró en dos telenovelas, mientras que en Chile participó el pasado diciembre en la Teletón, una maratón televisiva para recaudar fondos para los discapacitados.

Tras la clausura del festival, Alborán ofrecerá este sábado dos conciertos consecutivos en el casino de Viña del Mar y posteriormente partirá a México, donde tiene previsto otro recital.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos