La Ruta Quetzal BBVA navega las aguas del Chucunaque rumbo a la selva del Darién

RUTA QUETZAL

Personal del Senafront (Servicio Nacional de Fronteras) de Panamá aguarda para embarcar en lanchas y cruzar el río Chucunaque, en el Parque Nacional del Darién (Panamá), velando por la seguridad de la Ruta Quetzal BBVA. EFE
Personal del Senafront (Servicio Nacional de Fronteras) de Panamá aguarda para embarcar en lanchas y cruzar el río Chucunaque, en el Parque Nacional del Darién (Panamá), velando por la seguridad de la Ruta Quetzal BBVA. EFE

— Los expedicionarios de la Ruta Quetzal BBVA surcaron hoy las aguas del río Chucunaque para adentrarse en la inhóspita selva del Darién, la misma que debió atravesar Vasco Núñez de Balboa 500 años atrás para avistar "la mar del Sur".

Después de varias horas de autobús desde su campamento en el Zoológico del Parque Municipal Summit, en Panamá, los jóvenes alcanzaron el enclave de Puerto Limón, desde el que abordaron las lanchas que los trasladaron río abajo.

El Chucunaque es el río más grande de Panamá, con 231 kilómetros, y su unión con el río Tuira desagua en la costa Pacífica que avistó el explorador extremeño en 1513, después de que Ponquiaco, hijo del cacique Comogre, amigo de Balboa, le informara de la existencia de mucho oro más allá de su poblado y, sobre todo, de un mar hacia el sur.

En su vigésima octava edición, que tiene por lema "De la selva del Darién a la Europa de Carlos V", la Ruta Quetzal BBVA visitará Panamá, Bélgica y España hasta el 23 de julio, fecha en que los 248 expedicionarios 134 españoles y 114 de otros 49 países, según datos de la organización dirán adiós a más de un mes de convivencia.

La partida de los jóvenes hacia la otra orilla del río Chucunaque estuvo amenizada por los titiriteros Salvador y Antonio Lucio, integrantes del grupo "Libélula", que interpretaron diferentes temas musicales con un tamboril y una dulzaina y animaron a los expedicionarios a crear nuevas letras para la presente edición.

Según explicó a Efe Antonio Lucio, su repertorio se basa en canciones tradicionales castellanas, a cuyas melodías añaden, con la participación de los jóvenes, letras referidas a la Ruta Quetzal BBVA.

Su tío Salvador, un veterano que cumple 21 presencias en esta expedición académicocultural creada y dirigida por el periodista y aventurero Miguel de la QuadraSalcedo, definió a Efe el "placer" que supone participar de la misma, gracias a la cual los "ruteros" le "contagian la juventud y la alegría".

Toda la operación de traslado dentro del Parque Nacional del Darién, proclamado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981 y Reserva de la Biosfera en 1983, se desarrolló bajo la estricta vigilancia del Senafront (Servicio Nacional de Fronteras) de Panamá.

Según informaron a Efe algunos de sus representantes, varios miembros acompañarán a la expedición selva adentro para completar un círculo de seguridad en torno a la Ruta Quetzal BBVA, iniciado por otros agentes ya desplazados a la zona que recorrerán los jóvenes.

Mañana, los expedicionarios emprenderán una caminata de 11 kilómetros a través de la selva hacia Sinaí, donde tendrán la oportunidad de convivir con una comunidad wounaan, con la que aprenderán su cultura.