La alta costura australiana está de luto con el cierre de Lisa Ho

LISA HO

Modelos presentan creaciones de la colección de Lisa Ho el pasado mes de abril de 2013, durante la Semana de la Moda de Sídney en Australia. EFE/Archivo
Modelos presentan creaciones de la colección de Lisa Ho el pasado mes de abril de 2013, durante la Semana de la Moda de Sídney en Australia. EFE/Archivo

— La alta costura australiana llora el cierre de Lisa Ho, una emblemática marca que ha brillado en la escena de la moda durante tres décadas y que ha vestido a estrellas como Olivia NewtonJohn, Jennifer López y Elle Macpherson.

La empresa, que acumula una deuda de unos 10,47 millones de dólares (7,8 millones de euros) cedió a principios del mes pasado su gestión a un grupo de administradores, una medida prevista por la legislación australiana para las empresas con problemas de solvencia.

Después de que la firma no lograra atraer compradores para su rescate, los liquidadores anunciaron hoy que esta cerrará sus puertas en Sídney, Melbourne y Brisbane a finales de mes, indicó el portal news.com.au.

La importación de ropa de bajo coste, las ventas por internet, nuevos competidores y los altos costes de producción han sido algunas de las causas del cierre del grupo, que ahora debe decidir sobre los derechos de propiedad intelectual, el stock y otros bienes.

Lisa Ho, una australiana de ascendencia china y africana, creó en 1980 la marca de ropa que lleva su nombre con la que se haría un sitio en la industria de la moda en Australia y saltaría a la fama internacional en 2000 durante los Juegos Olímpicos de Sídney.

Fue durante la ceremonia de inauguración de los Juegos en la que Olivia NewtonJohn visitó un diseño suyo, que ensalzaba el multiculturalismo, para dar la bienvenida a los atletas internacionales.

La diseñadora también ha vestido a cantantes como Jennifer López, quien utilizó sus creaciones durante una gira promocional por Australia, así como a la actrices Nicole Kidman y Toni Collette, la modelo Elle Macpherson, y otras celebridades como Jessica Alba y Kim Kardashian.

Lisa Ho aprendió a coser gracias a su abuela costurera durante sus primeros años de infancia en la localidad rural de Albury, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur.

A los diez años ya producía moldes de costura con papel de periódicos y fabricaba sus propios diseños no solo para los desfiles de moda de sus muñecas sino también para ella y sus cuatro hermanas.

De joven vendió sus creaciones en los mercados callejeros de Sídney, hasta que una tienda de moda le hizo un cuantioso pedido de sus prendas.

En 1982, cuando tenía 22 años, Lisa Ho creó su propia marca y alzó un imperio de la moda que llegó a emplear a unas 70 personas y a tener unas diez tiendas propias, a la vez que sus diseños se vendían en 250 boutiques de lujo en Australia y en el extranjero.

Sus diseños, que varían desde los vestidos para cóctel, los trajes de novias y hasta trajes de baño, se caracterizan por ser femeninos y elegantes y por estar inspirados en el romanticismo de los tejidos antiguos.

Además de sus diseños contemporáneos y a la vez atemporales, Lisa Ho también ha sido reconocida por su ética empresarial por la organización Ethical Clothing Australia que lucha contra la explotación laboral en la industria de la moda.

"Lisa Ho ha introducido con delicadeza piezas sofisticadas en los guardarropas de las mujeres", dijo el editor de moda del diario The Australian, Damien Woolnough, mientras que la subeditora de Vogue Australia, Georgie McCourtAbay, destacó que la diseñadora demuestra en sus clásicos diseños una "elegante consistencia".

Lisa Ho es la última baja en el sector de la moda y la confección en Australia, que también ha perdido por problemas financieros a otras marcas como Bettina Liano, Sass & Bide, Herringbone y Charlie Brown.

Rocío Otoya.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos