Carlsbad: Inicia construcción de planta desalinizadora

CARLSBAD — La construcción de la planta de desalinización de Carlsbad dio un gran paso adelante cuando Poseidon Water comenzó a verter concreto para construir un deposito con capacidad para 3 millones de galones de agua.

El trabajo en la primera planta desalinizadora del condado comenzó este año después de que la Autoridad del Agua de San Diego aprobó un contrato en noviembre para comprar a Poseidon cerca de 50 millones de acres pie de agua al día. Un acre pie es suficiente agua para cubrir una acre de tierra por un pie de profundidad, o lo que es lo mismo, lo suficiente para abastecer dos hogares durante un año.

La compañía comenzó con equipos industriales de demolición y la eliminación de materiales peligrosos de la zona costera que se encuentra al lado de la central eléctrica de Encina. También comenzó a conectar tuberías para el proyecto. Cuando se haya completado se espera que la planta proporcione alrededor del 8 por ciento del agua de la región.

Funcionarios de la compañía celebraron tan importante paso en la construcción. “Este es un gran día para el suministro de agua en el Condado de San Diego”, dijo Carlos Riva, presidente de Poseidon Water, anteriormente llamada Poseidon Resources. “Esto va a ser el proyecto de desalinización más grande de las Américas”.

Riva habló durante la ceremonia de inauguración al que asistieron autoridades locales, miembros de la Autoridad de Agua del Condado y otros. Al compás de música reggae, los invitados vieron una proyección de fotos del proceso de demolición y disfrutaron de mejillones y ostras cultivados en un proyecto de acuicultura en la adyacente Laguna Agua Hedionda. “Para la autoridad del agua, esto realmente es parte de un largo proceso para asegurar el abastecimiento de agua”, dijo a los invitados Maureen Stapleton, director general de la autoridad del agua.

Durante 20 años, este organismo ha tratado de diversificar el abastecimiento como parte de su intento por reducir la dependencia de la región en el agua importada del Río Colorado y el norte de California. Se han llevado a cabo proyectos como la recuperación del agua, la desalinización y la mejora de la capacidad de almacenamiento.

“Estamos al final de una manguera larga, una manguera muy vieja”, dijo Thomas Wornham, presidente de la autoridad del agua. “La importancia de diversificar nuestras fuentes de agua y mirar hacia el oeste es fundamental”.

En la primera fase de la construcción, Poseidon Water construirá el deposito de tres millones de galones y un tanque por separado de 150 mil galones que contendrá agua que posteriormente se enviará a un centro de tratamiento en Twin Oaks Valley, dijo Peter McLaggan, vicepresidente de la compañía.

Se está construyendo al mismo tiempo un oleoducto en San Marcos que conectará la planta de desalinización con la instalación de Twin Valley Oaks. Cerca de 25 trabajadores están llevando a cabo ese proyecto y una plantilla de tamaño similar se incorporará para construir otros brazos del oleoducto en Carlsbad y Vista, dijo McLaggan.

Según McLaggan, la construcción de la planta principal está empleando a 45 trabajadores, cifra que se duplicará para julio y que llegará a 340 el año siguiente. También mencionó que 120 ingenieros están trabajando en el proyecto.

La planta está programada para comenzar a producir agua para el 26 de noviembre del 2015, pero si todo sigue sin percances, la compañía podría estar lista varias semanas antes de esa fecha, dijo McLaggan.