El Newell's Old Boys deja de inscribir socios porque no entran en el estadio

FÚTBOL ARGENTINA

Hinchas del Newell's Old Boys de Argentina alientan a su equipo. EFE/Archivo
Hinchas del Newell's Old Boys de Argentina alientan a su equipo. EFE/Archivo

— La euforia de los hinchas del Newell's Old Boys, que está a punto de desbordar el aforo de su estadio, ha obligado a la directiva a dejar de inscribir socios en momentos en que el equipo rosarino busca los títulos de la Liga argentina, la Copa Libertadores y la Copa argentina.

El Newell's tiene alrededor de 50.000 socios en la actualidad y el estadio Marcelo Bielsa, denominado hasta 2009 Coloso del Parque Independencia, una capacidad para 42.000 aficionados.

"Con la finalidad de preservar la seguridad de los espectadores en el partido ante Argentinos Juniors, en la última jornada de la Liga, el club se ha visto obligado a suspender la inscripción de nuevos socios", indica un comunicado difundido hoy por la directiva.

"La capacidad del estadio Marcelo Bielsa ya está colmada y si no se toman medidas preventivas, podrían ocasionarse situaciones indeseadas", añade.

El Newell's alcanzará el título de campeón de la Liga argentina el domingo próximo si vence al Atlético Rafaela fuera de casa y si el River Plate no supera al Lanús en la penúltima jornada.

El equipo rosarino que dirige Gerardo Martino lidera la clasificación con 35 puntos, seguido por el River con 32 y el Lanús con 29 y un partido menos, suspendido el lunes a los 45 minutos ante el Estudiantes, cuando este equipo ganaba por 20, por el asesinato de un hincha frente a una de las puertas del estadio Ciudad de La Plata.

El Newell's llega a este encuentro tras golear por 50 al Unión, descendido de categoría de manera anticipada, y el Atlético Rafaela después de un empate a dos con el Colón, lo cual le obliga a sumar puntos para evitar complicaciones con el descenso.

Considerado el mejor equipo del año, el Newell's logró superar los puestos del descenso tras reincorporar a sus filas a Maxi Rodríguez, Gabriel Heinze e Ignacio Scocco (máximo goleador de la competición), bajo la dirección de Martino, ídolo de la afición desde sus tiempos de futbolista.

Pero el rojinegro no solamente aspira a ganar su sexto título de Liga, sino también la Copa Libertadores, de la que fue subcampeón en 1992, cuando Martino era capitán del equipo y Marcelo Bielsa su entrenador, y en la que es semifinalista en 2013, y la Copa argentina, un torneo federal que comenzó a disputarse en 2012.