Esprint para Kristoff, Frank sigue líder y abandono Visconti

CICLISMO VUELTA A SUIZA

Un policía de tráfico hace señales al pelotón al comienzo de la quinta etapa de la Vuelta a Suiza. EFE
Un policía de tráfico hace señales al pelotón al comienzo de la quinta etapa de la Vuelta a Suiza. EFE

— El ciclista noruego Alexander Kristoff (Katusha) se impuso, al esprint, en la quinta etapa de la Vuelta a Suiza, disputada entre las ciudades de Bouchs y Leuggern, de 176,5; mientras que el suizo Mathias Frank (BMC) conservó la camiseta de líder.

Kristoff invirtió en el viaje de la quinta jornada 4 horas, 8 minutos y 29 segundos dando tiempo al pelotón principal con el eslovaco Peter Sagan (Cannondale) y el francés Peter Sagan (FDJ). La general no sufre cambios en sus primeros puestos con el suizo Frank al frente seguido del checoslovaco Roma Kreuziger (Saxo) a 23 segundos y el portugués Rui Alberto Faria da Costa (Movistar) a 35 segundos.

Entre las caídas registradas destacar la que sufrió, en dos ocasiones, el italiano Giovanni Visconti (Movistar) teniendo que ser trasladado a un hospital donde se le apreciaron numerosas contusiones, pero ninguna de ellas graves. Visconti, ganador de dos etapas en el pasado Giro de Italia, en la general de la carrera helvética es cuarto a 43 segundos del líder.

La escapada del día se formó en el kilómetro 17 con cuatro corredores, los belgas Stijn Dvolver (Radioshack) y Serge Pauwels (Omega) y los franceses Sébastien Minard (Ag2r) y Cyril Lemoine (Sojasun).

El entendimiento entre los escapados fue bueno, pero también lo fue en el pelotón principal con corredores del BMC del líder Mathias Frank al frente para evitar sorpresas y por ello que el hueco entre el cuarteto y el grupo no superara los tres minutos.

La escapada era algo secundario para Frank y los suyos, pues el mejor clasificado en la general era Minard a más de veinte minutos y medio. Lo que importaba a la escuadra del BMC era llevar controlada la carrera para evitar sorpresas en la parte final, la más dura, en un circuito con dos ascensiones al alto de Loorweg y tres al Zurzibergstr, ambos de cuarta categoría.

En la parte final de la etapa el BMC bajó el ritmo y dejó que los más directos rivales de Frank descubrieran sus cartas, por lo que corredores de Fdj, Orica, Saxo y Movistar pasaron a las primeras posiciones y se encargaron de poner fin a la escapada.

Tras la neutralización, se produjeron numerosos intentos de fuga, entre ellos el del español Jorge Azanza (Euskaltel) que coronó primero el último paso por el Zuezibergstr, cuya cúspide estaba a diez kilómetros de la meta, para ser neutralizado poco después.

En los kilómetros finales los equipos con velocistas en sus filas no dudaron en luchar para hacerse con las primeras posiciones en el grupo y en esta ocasión el más rápido fue el noruego Alexander Kristoff, que se impuso a Peter Sagan y Arnaud Démarre, ganadores de las anteriores llegadas masivas.

Mañana se disputará la sexta etapa que unirá las ciudades de Leuggen y Meilen, de 186 kilómetros.