Luis Enrique celebra 25 años en la música subido a un escenario de Broadway

TEATRO MUSICAL

El cantautor nicaraguense Luis Enrique (d.), canta durante el ensayo general del musical "Forever Tango " previamente a su debut hoy, martes 30 de julio del 2013, en un Teatro de Broadway en Nueva York. EFE
El cantautor nicaraguense Luis Enrique (d.), canta durante el ensayo general del musical "Forever Tango " previamente a su debut hoy, martes 30 de julio del 2013, en un Teatro de Broadway en Nueva York. EFE

— El salsero Luis Enrique no puede estar más feliz. Este año conmemora sus veinticinco años en la música y qué mejor manera de celebrarlo que debutando en un escenario de Broadway, de la mano del espectáculo argentino "Forever Tango".

"¡Qué mejor manera de celebrar los 25 años que en Broadway", dijo un sonriente Luis Enrique durante una rueda de prensa en el teatro Walter Kerr donde se presenta "Forever Tango" desde el pasado 9 de junio, bajo la dirección de Luis Bravo.

El telón subió finalmente esta noche para el salsero nicaragüense, que sustituye al sonero Gilberto Santa Rosa, el primer cantante de música tropical invitado a unirse al espectáculo, que también celebra sus veinticinco años en escenarios alrededor del mundo.

El nicaragüense, que aprendió el tango de su abuelo durante su infancia, interpretó para los medios de comunicación, acompañado por un grupo de bailarines, su éxito "Yo no sé mañana" con arreglos de tango, y uno de sus temas que ha sido incorporado al espectáculo, como ocurrió con conocidas canciones de Santa Rosa.

"Se parte de este espectáculo es un gran privilegio, una gran oportunidad. Mi abuelo me obligaba a sentarme a escuchar tangos. Él decía que ésta era la música que a él le rompía el alma", recordó el salsero, quien aseguró además que su fallecido abuelo ya le dio "la patadita de la buena suerte".

Aseguró además que ya está deseoso por "romper el hielo" y subirse cada noche al escenario del teatro Kerr, donde estará hasta el próximo 18 de agosto, tras lo cual será sustituido por el cantante pop Luis Fonsi.

"Tengo la suerte de estar acompañado por una magistral orquesta, de contar con maravillosos arreglos y dirección del maestro Luis Bravo así que estoy feliz de que hoy se levante el telón y rompa el hielo", dijo el salsero, acompañado por Bravo y los bailarines ucranianos invitados del espectáculo, Karina Smirnoff y Maksim Chmerkovskiy, que hace algunos años ganaron "Dancing with the Star".

Para Luis Enrique los tangos en el espectáculo "son una conexión maravillosa" con su infancia en Nicaragua.

"El tango para mí es vida. La profundidad de estas canciones tocan sentimientos muy profundos, por ende existe sensualidad. Es una música muy dramática, muy descriptiva en cuanto a sentimientos se refiere" y aunque va atada a la pasión de la salsa, son muy distintos, argumentó el cantante que ofrecerá un concierto el 23 de noviembre en Nicaragua para celebrar su aniversario en los escenarios.

"Mi país se merece celebrar conmigo este camino", dijo Luis Enrique, e indicó que será su primer concierto en vivo que también será grabado.

El mejor consejo que le dio Gilberto Santa Rosa: "disfrútalo, gózalo, ponle lo tuyo", indicó el salsero, quien, tras conocer la invitación para unirse a "Forever Tango", llamó a su padre "que por ser el mayor vivió esa etapa de tangos de mi abuelo" y asistirá al espectáculo, así como el hijo del cantante, Lucas, de 11 años.

Por su parte, Bravo indicó que con cada artista invitado, de los cuales aseguró ha aprendido, han incorporado nuevos temas y en esta ocasión será "Te extraño" de Armando Manzanero.

Bravo, músico creador de "Forever Tango", aseguró que este espectáculo "tiene la particularidad de poder adaptarse a cada artista, que le imprime una identidad".

"Yo aprendo de la gente que viene y tengo que fundirme con ellos para que se produzca lo que cada noche la gente ve aquí", indicó Bravo, quien aseguró que aún desconoce quién sustituirá a Lis Fonsi.

"Forever Tango" debutó en San Francisco en 1994, donde permaneció durante casi dos años y se estrenó en Broadway en 1997, tras la cual ya agota su tercera temporada en Nueva York, donde estará hasta el próximo 15 de septiembre.

Para Smirnoff y Chmerkovskiy, una de las parejas más aplaudidas del espectáculo, la experiencia de bailar en un teatro de Broadway es "maravillosa".

Aseguraron que no sabían quiénes eran Gilberto Santa Rosa y Luis Enrique pero, como bailadores de música latina, tan pronto escucharon su música supieron de quién se trataba.

"Estar en el espectáculo ha sido increíble de muchas maneras", aseguró Smirnoff.