Comunidad hispana aplaude el veto contra ley que prohíbe las bebidas grandes

EEUU SALUD

Fotografía de un refresco de tamaño grande en una tienda de Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo
Fotografía de un refresco de tamaño grande en una tienda de Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo

— La comunidad hispana aplaudió hoy el fallo de un tribunal de apelaciones de Nueva York que ratificó el veto a la ley que prohíbe los refrescos gigantes impulsada por el alcalde Michael Bloomberg, y volvió a mostrarse partidaria de impulsar otras medidas para frenar la epidemia de obesidad.

"Gran parte del problema no se deriva de las bebidas gaseosas, sino de la elección de los consumidores", dijo el concejal dominicano Ydanis Rodríguez, quien añadió que "hay que promocionar estilos de vida activos y apoyar programas deportivos para los niños y adultos".

La normativa impulsada por el alcalde, la primera de estas características en Estados Unidos, pretendía prohibir las bebidas con altos niveles de azúcar y de más de 16 onzas (0,464 litros) en los comercios regulados por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York.

No obstante, el tribunal de apelaciones determinó hoy que se trata de una normativa que "viola el principio del Estado de separación de poderes".

En opinión del concejal dominicano, esta normativa es otro de los intentos de Bloomberg de impulsar su agenda política sin tener en cuenta al Concejo Municipal, lo que en su opinión "no es la manera de trabajar en la política".

La polémica prohibición de Bloomberg pretendía limitar el tamaño de las bebidas con alto contenido calórico, como sodas, limonadas, té helado o bebidas energéticas, que se venden en restaurantes, cadenas de comida rápida, carritos callejeros, estadios, salas de conciertos, tiendas de ultramarinos y las populares "bodegas".

La iniciativa del alcalde, apodado por muchos como "niñera Bloomberg", ha recibido muchas críticas en los últimos meses, especialmente de los pequeños comercios que consideran que la medida les perjudica frente a las grandes cadenas, que quedan exentas al regirse por la normativa estatal.

"No es la obesidad lo que está en juego, buscan otras formas de sacarnos el dinero de los bolsillos con nuevas multas, pero nosotros no somos responsables de la obesidad", dijo a Efe el presidente de la Asociación de Bodegueros de Nueva York, Ramón Murphy.

El bodeguero dominicano celebró el falló e instó al alcalde Bloomberg a diseñar una estrategia para luchar contra la obesidad basada en la educación al consumidor "en vez de desviar nuestro negocio a las grandes superficies y llenarnos de multas".

"La Administración Bloomberg necesita recaudar y el mejor ATM que tienen somos nosotros, los pequeños distribuidores. Pero eso es injusto y vamos a seguir luchando", añadió Murphy ante los planes del ayuntamiento de apelar el fallo.

Por su parte la Federación de Hispanos de Nueva York señaló que "sea cual sea el punto de vista sobre la prohibición", no se puede obviar "una de las grandes amenazas para la salud pública de nuestros tiempos: la creciente epidemia de obesidad en EEUU".

"La mejor manera de frenar la obesidad es a través de la educación, el ejercicio y el compromiso", destacó la organización en un mensaje en su página web.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos