"El Chapo" escapó de la cárcel "por la puerta principal", asegura autor

MÉXICO VIOLENCIA

Imagen de archivo (20/01/01) del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", durante su presentacion en el penal de alta seguridad de La Palma, del estado de México. EFE/Archivo
Imagen de archivo (20/01/01) del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", durante su presentacion en el penal de alta seguridad de La Palma, del estado de México. EFE/Archivo

— El capo del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán escapó de la cárcel en 2001 "por la puerta principal" y no oculto en un carrito de lavandería, como afirman las autoridades, según el autor y periodista Jesús Lemus.

Lemus acaba de publicar la obra "Los malditos, crónica negra de una cárcel de exterminio", donde cuenta historias de primera mano sobre renombrados delincuentes en México, incluido "El Chapo" Guzmán, el narcotraficante más buscado en el país.

El autor, acusado de vínculos con el narcotráfico y exonerado después, pasó tres años encerrado en el penal de máxima seguridad de Puente Grande (estado de Jalisco), del que "El Chapo" es el único reo que ha escapado, el 19 de enero de 2001, recordó Lemus en una entrevista con Efe.

Según la versión oficial, el líder del cártel de Sinaloa escapó de la cárcel escondido dentro de un carrito de lavandería, pero Noé Hernández, alias "El Gato" (excómplice de Guzmán), le aseguró a Lemus que "el jefe salió vestido de policía" y "por la puerta principal de Puente Grande y sin disparar un sólo balazo".

"'El Chapo' tiene una popularidad increíblemente buena dentro de la cárcel. Y eso se debe a lo que me contaba 'El Gato' de que (Guzmán) era una persona humana, amistosa, generosa y desprendida", dijo Lemus.

Hasta el día de hoy nadie sabe del paradero del líder del capo y se ha dicho incluso que, después de fugarse de la cárcel, se hizo una cirugía y vive de manera lujosa.

Pero la realidad es que vive "como cualquier persona en un lugar en donde algunos lo reconocen y otros no, pero al final nadie lo delatará", dice "El Gato" en el libro.

El periodista también compartió celda con otros hombres considerados entre los más peligrosos de México: "El Duby", de una banda "narcosatánica"; Daniel Arizmendi, secuestrador conocido como "El Mochaorejas", y Mario Aburto, condenado por asesinar al candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, en 1994.

De ellos recabó vivencias y anécdotas que registró en su memoria y en trozitos de papel higiénico, "nunca como entrevistas sino en charlas informales", según confesó a Efe.

Su más reciente obra, dijo, es además la crónica sobre los momentos "de frustración y terror" que vivió desde el instante en que fue capturado por las autoridades, en 2008, hasta el día que recuperó la libertad, en 2011.

"Fue el periodismo el que me salvó. Todos los días me hacía la ilusión de preparar un gran reportaje de los atropellos y violaciones a los derechos humanos de quienes cumplen una condena en esa cárcel", indicó.

Lemus era director de El Tiempo, un periódico local del municipio de La Piedad, en el estado de Michoacán (oeste), donde el entonces presidente Felipe Calderón había iniciado en 2006 su despliegue militar contra el narcotráfico.

El periodista, de 46 años, explicó que antes de su detención investigaba las redes que había tejido un cártel entre Michoacán y Guanajuato (centro) cuando un comandante policial de este último estado, que había sido una de sus mejores fuentes, lo entregó a policías vestidos de civil.

Tras su detención, en el estado de Guanajuato, fue sentenciado a 20 años de prisión por vínculos con el narcotráfico y al poco tiempo fue enviado a Puente Grande.

En mayo de 2011 un juez federal estableció que teniendo en cuenta que no había ningún elemento de juicio que señalara siquiera la duda de que estuviera relacionado en actividades de narcotráfico o de delincuencia organizada, Lemus quedaba exonerado de toda acusación.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos