Cuba denuncia "violaciones" en el caso Robles tras su reaparición internacional

ATLETISMO CUBA

— La Federación Cubana de Atletismo negó a su homóloga de Francia la petición para inscribir al vallista cubano Dayron Robles en el club AS Mónaco, por el cual compitió en junio, y dijo que mantiene un "proceso" por las "violaciones" en el caso del corredor, informaron hoy medios locales.

El federativo de Atletismo de Cuba, Alberto Juantorena, explicó que "se mantiene abierto un proceso" por la presencia de Robles con licencia monagesca en una competición efectuada el pasado 28 de junio en Reims, Francia, a pesar de que la isla había denegado a la federación francesa su fichaje.

"Dayron no es miembro de nuestro movimiento deportivo y por tanto no puede representar a Cuba en eventos internacionales, como tampoco aprobamos que lo haga por club alguno", aseveró Juantorena en una reunión celebrada en La Habana, según indicó la web "Jit" del Instituto Cubano de Deportes.

De acuerdo con la fuente, Juantorena Reiteró que Cuba sostiene "inamovible" su condena al robo de talentos y se ha manifestado a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, que lidera el senegalés Lamine Diak, en busca de apoyo para eliminar esa práctica y "evitar violaciones como las evidenciadas en el actual caso" de Robles.

La Federación Cubana de Atletismo insistió así en su postura de negar la participación de Robles en eventos internacionales, después de que en junio pasado anunciara que el atleta no podrá competir más por Cuba en dichos torneos por problemas de "disciplina y ética deportiva".

Robles, explusmarquista mundial de 110 metros vallas y campeón olímpico en Pekín, pidió su baja de la selección cubana de atletismo a finales de enero de 2013 porque según dijo entonces, no quería seguir compitiendo.

Considerado el mejor vallista cubano de todos los tiempos, Robles reapareció en las pistas en el XIV torneo Memorial Primo Nebiolo en Turín, Italia, en junio, y posteriormente corrió en Reims defendiendo los colores del AS Mónaco.

El atleta de 26 años ha declarado que no descarta participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y dijo que si no puede hacerlo en representación de Cuba, podría defender los colores de otro país, adquiriendo una doble nacionalidad, ya que no piensa renunciar a la cubana.