Alimentan los aplausos a Fernando Luján

Fernando Luján.
Fernando Luján. — Agencia Reforma

MÉXICO — Nunca tomó clases formales de actuación, pero viniendo de dos familias dedicadas a ese arte, Fernando Luján sólo tuvo que seguir su instinto para convertirse, a los 7 años, en todo un histrión.

Ahora, ese inicio y su trayectoria cinematográfica de alrededor de 70 cintas, serán reconocidas en la edición de este año del Festival Internacional de Cine Guanajuato, que se realizará del 19 al 28 de julio.

"Mi madrina, Maruja Jordán, iba a hacer una obra (Marianela) en La Villa, y no sé si a ella se le ocurrió o fue por petición mía, pero entré", recordó Luján, de 71 años, sobre sus inicios.

"En ese tiempo se acostumbraba el aplauso en el 'mutis', si lo hacías bien cuando salías de escena. Esa vez fue la primera vez que me aplaudieron y pensé: 'Esto es lo que quiero, que me aplaudan'".

Sentado en su departamento, mientras sus recuerdos se mezclaban con el humo del cigarro, el actor recordó que su nacimiento sucedió en Bogotá, Colombia, mientras sus padres se encontraban de gira con una obra.

Pero nunca tuvo esa nacionalidad, y fue registrado en México, en el estado de Sinaloa.

Aunque su madre era la hermana menor de la familia Soler, una de las más importantes en la historia del cine mexicano, la relación de Luján con sus famosos tíos no siempre fue buena.

"Tenía un poquito de aversión hacia mis tíos porque me 'podía' mucho que mi tío Fernando llamara mucho a otros actores y no llamara seguido a mi papá (Alejandro Ciangherotti).

"Eso hacía que estuviera un poco en contra de ellos y que no quisiera entrar a su instituto, de lo cual me arrepiento muchísimo, porque en esa época salieron muchos buenos actores. Por mucho tiempo tuve una mezcla de resentimiento y admiración hacia a ellos", comentó Luján.

Sin embargo, él mismo se las arregló para hacer lo que le apasionó desde su infancia: actuar.

"Yo sólo me aprendía diálogos, me hacía mi escenario y camerino en la azotea, me sacaba fotos caracterizado y de regalo pedía una grabadora para grabarme y revisar cómo me oía", compartió.

Tras varias obras de teatro, Luján inició su carrera en cine con La Cobarde (1953), dirigida por Julio Bracho, en donde aparece junto a su hermano mayor, Alejandro.

Fue en esa época cuando cambió su apellido de Ciangherotti, porque la gente en la calle no lo sabía pronunciar, por Luján

"Un día, leyendo la historia de Argentina me gustó el pasaje de la Virgen de Luján. La carreta en que la llevaban no quiso arrancar hasta que bajaron a la Virgen, que ahí se quería quedar. Aparte, Luján me sonaba muy 'mosquetero'", mencionó el actor.

Su nombre ahora aparece en decenas de cintas, y a pesar de que muchas de ellas pertenecen a la Época de Oro del cine mexicano, sus favoritas son las de los últimos años: Cinco Días sin Nora, El Coronel no Tiene quien le Escriba, y Primer y Último Amor.

"A estas alturas ya no estoy en edad de hacer los personajes que me gustarían, así que haré lo que vaya surgiendo y que sea interesante".

Conócelo

Nombre completo: Fernando Ciangherotti Soler.

Fecha de Nacimiento: 23 de agosto de 1941, en Bogotá, Colombia.

Padres: Mercedes Soler y Alejandro Ciangherotti.

Hermanos: Alejandro y Mercedes.

Hijos: 10, con seis mujeres diferentes.

Persigue su ópera prima

Nunca es tarde para cumplir los sueños y las metas, así lo cree Fernando Luján, quien tras décadas dedicado a la actuación y dirección teatral, ahora busca dirigir su primera cinta.

"Estoy presentando en el Festival (de Guanajuato) un (guión de) cortometraje llamado La Niña de las Flores, una especie de coincidencia dramática, y un (guión de) largometraje, que es una comedia que se llama Mi Abuelo no Tiene Abuela.

"Creo que los nuevos cineastas han alejado al público del cine mexicano porque el ego, que tenemos todos los artistas, lo enfocan a demostrar que son los mejores y se han olvidado de que esto es una industria", comentó.

Además, aseguró que ese olvido convierte a algunas cintas en material difícil de disfrutar, sobre todo porque terminan siendo iguales unas a otras.

"Está bien contar lo que pasa en el país, pero llega el momento en que todas las películas son iguales y te quieres dormir a los 15 minutos", dice Luján.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos