Suman 14 cuerpos encontrados en NL

Con el hallazgo de un cuerpo más, el número de cadáveres encontrados en una noria de Mina aumentó hoy a 14, presuntamente todos correspondientes a los integrantes del grupo musical Kombo Kolombia, reportaron autoridades estatales.
Con el hallazgo de un cuerpo más, el número de cadáveres encontrados en una noria de Mina aumentó hoy a 14, presuntamente todos correspondientes a los integrantes del grupo musical Kombo Kolombia, reportaron autoridades estatales. — Agencia Reforma

MONTERREY, NL — Con el hallazgo de un cuerpo más, el número de cadáveres encontrados en una noria de Mina aumentó hoy a 14, presuntamente todos correspondientes a los integrantes del grupo musical Kombo Kolombia, reportaron autoridades estatales.

Ya fueron identificados cinco cadáveres más, y dos cuerpos fueron entregados a los familiares, según informó Jorge Domene, vocero estatal, quien señaló que todavía se está investigando cuál fue el móvil de los crímenes.

A pregunta expresa, señaló que hasta ahora no se han encontrado vínculos del grupo musical con alguna banda delictiva, pero todavía no se determina si son inocentes asesinados por el crimen organizado.

Ayer, Domene dijo que los plagiarios los llevaron unas cuatro horas por terracería hasta una noria ubicada a unos 30 metros del entronque con El Espinazo, los torturaron y ejecutaron.

Fuentes consultadas aseguraron que los músicos fueron hincados en fila para fusilarlos y después arrojarlos uno a uno al fondo de la noria de unos 70 centímetros de diámetro y 15 metros de profundidad.

Hasta anoche habían sido extraídos 13 cuerpos de los músicos, de los cuales cinco habían sido identificados por sus familiares en el anfiteatro del Hospital Universitario.

Los cuerpos de los ejecutados presentan impactos de bala en pecho, abdomen y cabeza, dijo Domene, y vestían pantalón de mezclilla y playeras en color verde con la leyenda "Poderoso Kombo Kolombia, los creadores de la mejor cumbia del planeta".

Indagan cómo escapó músico

Las autoridades federales tratan de establecer cómo es que uno de los músicos del grupo vallenato Kombo Kolombia pudo escapar de un cuantioso número de sicarios y sobrevivir a una inminente ejecución en un despoblado de Mina.

El sobreviviente, de quien no se ha revelado la identidad, habría sido llevado a la Ciudad de México, donde declararía sobre los hechos a los que pudo escapar.

Ayer Jorge Domene, vocero de Seguridad de Nuevo León, dijo que el músico no está en la entidad y está protegido por las autoridades federales.

Se estableció que en las investigaciones se busca descubrir si hay o no una supuesta complicidad de esta persona con el grupo que privó de la libertad a 15 integrantes del Kombo Kolombia y a tres miembros de su staff.

Ayer también trascendió que el músico habría sido dejado ir por el grupo de sicarios para que la información de la ejecución de sus compañeros saliera a la luz pública, como un mensaje de la delincuencia organizada.

Ante estas dos vertientes, la autoridad estatal ya cuenta con avances importantes en las indagaciones sobre el caso.

"No se puede dar el móvil (del crimen o), qué fue lo que condujo a la privación de la libertad y posteriormente a ejecutarlos", expresó, "(pero) todo indica que fue una acción directa en contra de este grupo", reveló ayer Domene.

Creen que los contratan y los ejecutan

La versión de que los mismos clientes que contrataron al grupo musical Kombo Kolombia fueron quienes los privaron de su libertad y luego los ejecutaron, surgió en las investigaciones de la Procuraduría.

Una fuente allegada a las investigaciones dijo de manera extraoficial que luego de que el grupo tocó durante unas dos horas en una fiesta privada en Hidalgo, armaron un operativo para concretar el plagio de todos los músicos y su equipo de staff.

Esta versión no ha sido confirmada por ninguna autoridad, pero surgió como una de las líneas de investigación con las que cuentan las autoridades.

El grupo Kombo Kolombia habría divertido a unas 50 personas durante el evento privado en la bodega conocida como "La Carreta" y luego de terminado los atacaron para llevarlos y quitarles la vida.

Solamente uno de los músicos pudo escapar antes de ser victimado en una zona despoblada en el municipio de Mina.

Ayer, Jorge Domene, vocero de Seguridad en el Estado, dijo que los plagiarios los llevaron unas cuatro horas por terracería hasta una noria ubicada a unos 30 metros del entronque con El Espinazo, los torturaron y ejecutaron.

Fuentes consultadas aseguraron que los músicos fueron hincados en fila para fusilarlos y después arrojarlos uno a uno al fondo de la noria de unos 70 centímetros de diámetro y 15 metros de profundidad.

Hasta anoche habían sido extraídos 13 cuerpos de los músicos, de los cuales cinco habían sido identificados por sus familiares en el anfiteatro del Hospital Universitario.

Las víctimas ya identificadas, dijo Domene, son José Antonio Villarreal, de 39 años y corista del grupo; José Baudelio Santos López, de 38 años y saxofonista; Víctor Ángel Santamaría Cruz, de 43 años y quien formaba parte del staff, y Heiner Iván Cuéllar Pérez, tecladista originario de Colombia, del que no se dio edad.

Más tarde, una fuente policiaca informó que una quinta víctima fue identificada como Javier Flores, trompetista del grupo.

Los cuerpos de los ejecutados presentan impactos de bala en pecho, abdomen y cabeza, dijo Domene, y vestían pantalón de mezclilla y playeras en color verde con la leyenda "Poderoso Kombo Kolombia, los creadores de la mejor cumbia del planeta".