Brillantes victorias de Unicaja en Moscú, Madrid en Atenas y Barça en Vitoria en la Euroliga

BALONCESTO EUROLIGA

El jugador del CSKA Moscú, Viktor Khryapa (i), lucha por el balón con Krunoslav Simon, del Unicaja, durante el partido de Euroliga en Moscú, Rusia. EFE
El jugador del CSKA Moscú, Viktor Khryapa (i), lucha por el balón con Krunoslav Simon, del Unicaja, durante el partido de Euroliga en Moscú, Rusia. EFE

— Brillante jornada de los equipos españoles en la quinta jornada de la Euroliga con victorias foráneas del Unicaja, en Moscú ante todo un CSKA, del Real Madrid, en Atenas ante el Panathinaikos, y del Barcelona en Vitoria ante el Caja Laboral.

El Unicaja conquistó Moscú (8194) con un Marcus Williams brillante en la anotación y en la dirección del equipo y rompió una racha de siete derrotas consecutivas entre Euroliga y Liga.

Los malagueños, con un gran acierto en los triples, supieron jugar los momentos finales y abrazar una victoria, que más que nunca era necesaria para la moral del equipo y para seguir con opciones en la competición.

El Real Madrid sigue invicto tras ganar en el OAKA al Panathinaikos por 5458, en la más baja anotación de los madrileños en lo que llevamos de temporada.

Los griegos pararon el juego y defendieron con mucha dureza. El Madrid tardó dos cuartos en entender el partido y en que tendría que luchar cuerpo a cuerpo en las trincheras si querían ganarlo. Eso hizo y dejó al Panathinaikos los últimos cinco minutos sin anotar. El parcial del último cuarto fue demoledor, 514.

El Barcelona, que contó con Juan Carlos Navarro en sus filas, consiguió la victoria en el Buesa Arena y cortó la positiva racha del Caja Laboral, 7990.

El Barcelona volvió a ser un equipo compacto, agresivo en ataque y defensa y sin apenas fisuras. También bajo los tableros dominó y de ahí una victoria que le viene como anillo al dedo.

El Caja Laboral lo intentó de todas las formas posibles, pero la suerte en unos momentos y los desaciertos en otros le hicieron acabar la racha de 17 partidos seguidos con victoria.

El Maccabi perdió en casa ante el Olympiacos, 7778 y también lo hizo el Zalgiris Kaunas de Joan Plaza en la pista del Anadolu turco, 5652.

El Fenerbahce por fin se estrenó en la victoria ante el Khimki por 8582, y otro tanto hizo el Alba Berlín en el duelo alemán ante el Brose Bamberg, 8263.

Montepaschi Siena también ganó con apuros al Besiktas, 6357, y es el único invicto de la competición junto al Real Madrid.