Stephen King juega con la historia de EE.UU. en su novela "11/22/63"

LIBROS

El escritor estadounidense Stephen King posa en la alfombra roja del estreno mundial del musical 'Ghost Brothers of Darkland County' en abril de 2012 en el teatro Alliance de Atlanta. EFE/archivo
El escritor estadounidense Stephen King posa en la alfombra roja del estreno mundial del musical 'Ghost Brothers of Darkland County' en abril de 2012 en el teatro Alliance de Atlanta. EFE/archivo

— La novela "11/22/63", de Stephen King, llega al mercado de libros en español y en ella el autor expone un pasado alternativo con un personaje que atraviesa las barreras del tiempo para tratar de evitar el asesinato de JFK.

El maestro del horror explora el viaje temporal y sus posibles consecuencias en esta reciente novela que muchos críticos han considerado que es su mejor obra hasta la fecha.

Aunque la trama se desvía un poco de las historias sangrientas de King, en sus más de 800 páginas hay espacio suficiente para horror, espionaje, acción, meditaciones sobre el tiempo y la historia y, por supuesto, romance.

Jake Epping, maestro de inglés y divorciado de una mujer alcohólica, no tiene mucho que lo ate al presente.

Durante un curso nocturno para adultos, Epping les ha pedido a los estudiantes que escriban sobre un evento que les haya cambiado la vida.

Es así que conoce la historia de Harry Dunning, quien regresa una noche de 1958 a su hogar para descubrir que su padre borracho ha asesinado a la familia.

La historia de su alumno lo afecta profundamente por lo irremediable del pasado, noción que habría de cambiar dos años más tarde.

Al Templeton, cocinero y propietario de Al's Diner donde se refugia a menudo el personaje, le revela que en la parte trasera de la despensa existe un pasadizo que da al pasado.

Lleno de duda pero sin nada que perder, Jake se encamina al 9 de septiembre de 1958, descubriendo a unos pasos del local un paisaje industrial que solo había visto en fotografías viejas.

El restaurante de Al ha desaparecido pero la voz de su amigo le dice débilmente que puede regresar cuando quiera y que no importa cuánto tiempo haya estado en el pasado, en el presente solo habrán transcurrido dos minutos.

A su regreso, Jake comprende que Al, quien se encuentra terminalmente enfermo de cáncer, tiene una grave misión que encomendarle: que regrese al pasado para evitar el asesinato del presidente John F. Kennedy.

Con una nueva identidad, Jake se lanza al pasado para evitar la tragedia que su estudiante le ha revelado, pero al regresar al presente descubre que su intervención ha traído otras consecuencias también desagradables.

A pesar de reconocer los peligros de jugar con la historia, la misión de salvar a Kennedy le resulta demasiado tentadora para dejarla pasar.

Es así que el personaje regresa al pasado dispuesto a esperar cinco años planificando la intervención que habría de cambiar el destino de su país.

King se lanza de lleno a la era dorada de fines de 1950, con sus grandes automóviles, Elvis en la radio, las películas de la época y, de vez en cuando, un comentario irónico sobre la sociedad de la época.

Aunque el retrato cultural que nos ofrece la novela resulta curioso para quienes no lo vivieron en su momento, el comentario limitado que se hace del sur racista y clasista de los cincuenta parece insuficiente

Si bien el lector debe suspender la duda para entrar de lleno en una trama basada en un pasadizo al pasado, el reto en esta novela podría resultar extremo.

Aunque algunos anacronismos inofensivos, como canciones que aun no han sido escritas o expresiones del "futuro" intervienen en la trama despertando la desconfianza de los personajes, es curioso que alguien que retrocede medio siglo en el tiempo no se inmute ante las prácticas sociales de la época.

A pesar de estas debilidades, la trama avanza a gran velocidad, revelando el carácter frágil e inestable de la historia.

La novela sorprende con una lectura fácil, gracias al diálogo y a las situaciones sucesivas que King produce ágilmente.

La traducción al español, a cargo de José Oscar Hernández Sendín y Gabriel Dols Gallardo, es también un éxito, conservando el carácter ligero y coloquial del original.

Aunque "11/22/63" no logre esbozar la complejidad de los años antes del asesinato de Kennedy, el gran aporte de la novela es haberse planteado lo distinto que podría haber sido nuestro presente. ("11/22/63" Stephen King.Vintage Español. 859 páginas).

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos