El mexicano Yishai Jusidman inaugura una exposición en torno al Holocausto

ARTE

Fotografía cedida en donde se aprecia la obra "Majdanek 2" del mexicano Yishai Jusidman, que forma parte de la exposición "Azul de Prússia". EFE/Council of the Americas
Fotografía cedida en donde se aprecia la obra "Majdanek 2" del mexicano Yishai Jusidman, que forma parte de la exposición "Azul de Prússia". EFE/Council of the Americas

— El mexicano Yishai Jusidman, cuyas obras se encuentran en importantes colecciones, inauguró hoy en Nueva York la exposición de pinturas "Azul de Prússia", basadas en fotos de los campos de exterminio nazi, donde murieron millones de judíos.

Las 12 piezas, de un total de dieciséis que realizó entre 2010 y 2012 y en las que domina el azul oscuro, se muestran hasta el 23 de marzo en la Sociedad de las Américas e invitan al público a reflexionar sobre el Holocausto, que culminó con la muerte de unos seis millones de judíos y que también afectó a la familia del pintor.

"Mis cuatro abuelos emigraron a México de Ucrania en los años veinte después de la Revolución Rusa y mucha de su familia se quedó y terminaron siendo asesinados, ni siquiera llegaron a los campos", dijo a Efe.

"Sin embargo es un episodio sin par de nuestra historia y esperamos que nunca vuelva a ocurrir para ningún pueblo. Después de eso hemos visto genocidios en Cambodia, Ruanda, Yugoslavia, pero nunca a nivel sistemático e implacable como el que ocurrió en la II Guerra Mundial", afirmó.

Para el artista, el público contemporáneo tiene la responsabilidad de mantener el Holocausto en su memoria y para ello sugiere varias formas.

"Una de ellas es conocer la historia, pero, además, acudir a lo mejor al arte para aproximarnos de alguna manera a lo ocurrido y meditar en ello sin pensar que el arte puede sustituir ni la historia ni la idea que tenemos de ello", indicó.

"A mi me interesa que ésta sea no sólo una meditación sino también un acercamiento a la pintura y cómo puede representar o no asuntos de una gravedad que generalmente no podría o no se puede, o no se le otorga, el derecho de aproximarse a estos temas", señaló.

Explicó que es por ello que la pintura que da la bienvenida a la exposición es la de "Haus Der Kunst", museo construido entre 1934 y 1937 bajo el estado nazi "que sugiere que lo que vamos a ver en esta exposición es arte".

"No se pretende que sintamos como si estuviéramos en cámaras de gas sino que las estamos viendo a través de la pintura y nos provoca reacciones encontradas", agregó.

La idea de este trabajo surgió luego de ver una exposición del artista belga Luc Tuymans y la forma en que éste abordó el tema del Holocausto, explicó el mexicano durante un encuentro con la prensa.

Pero sobre todo, la forma en que los comisarios justificaban "la manera ambigua y estratégicamente poco clara" en que realizó sus pinturas bajo la idea de que el genocidio de judíos no puede ser representado, explicó.

"Me llamó la atención la apología de la imposibilidad del Holocausto y me pareció que gente que nacimos después y que no fuimos afectados de manera directa tenemos aún el deber moral de seguir teniéndolo presente en nuestra memoria", afirmó el artista, radicado en Los Ángeles.

"Si decimos que no se puede representar, es como decir 'mejor nos olvidamos del tema, para qué nos metemos en ese problema'", dijo Jusidman, quien a partir de ahí comenzó a investigar y ver de qué manera su trabajo podía acercarse al tema "y proponer una aproximación distinta a la que se ha hecho en los últimos años".

A través de su investigación, descubrió que en las cámaras de gas del campo de concentración de Auschwitz ocurrió una reacción química entre el gas que se usaba para matar a los prisioneros y el material del que estaban hechas.

"Al parecer el cianuro reaccionó con el hierro de las paredes y de alguna manera conformó un compuesto químico que dejó manchas azules intensas en paredes y que aún pueden verse en algunas cámaras que quedan en pie", dijo el artista, que agregó que se descubrió que es el mismo compuesto químico que forma el pigmento que los pintores usan, el azul de Prusia.

"Me pareció una coincidencia muy particular y decidí que, como pintor, podía, a partir de ahí, sostenerme de algo para desarrollar cuadros", indicó el también crítico de arte.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos