Ayuda a tu hijo a dominar el inglés

contents
contents

Informes

Para obtener más información visita:

goo.gl/HC8qn o llama al Distrito de Chula Vista al (619) 425-9600.

¿Conoces el nivel de inglés de tu hijo?

Si no, pregúntale al profesor si tu hija es aprendiz de inglés

Entérate en qué nivel está: principiante, inicio de intermedio, intermedio, inicio de avanzado o avanzado.

Pídele al maestro que te diga cómo ayudar a tu hijo en casa

Te Necesitan

A un alumno se le puede complicar la escritura y clasificarse en nivel intermedio, mientras que otro puede mostrar problemas con lectura en un nivel de principiantes pero ambos cursando el mismo grado.

Si los padres no hablan inglés, el profesor puede guiarlos. También está el recurso de la biblioteca, hay libros clasificados por niveles y si tu hijo está en el nivel 5 de lectura, por ejemplo, el maestro puede enseñarte a escoger libros del nivel de tu hijo. Otro recurso son los tutores que ofrecen las bibliotecas.

Esto demostró el estudio Daño Reparable

Los aprendices de inglés que llegan a la secundaria tienen dificultades académicas, distintos problemas de lenguaje —alto desempeño del lenguaje social pero lenguaje académico muy débil—, déficits significativos en lectura y escritura.

La mayoría están atorados en los niveles intermedios en su dominio del inglés o en niveles más bajos y aunque algunos alcanzan mayores niveles de competencia en inglés no desarrollan el lenguaje académico necesario para ser reclasificados.

Tienen carencias educativas en conocimientos importantes de los contenidos académico y muchos han desarrollado hábitos de falta de compromiso, pasividad e invisibilidad en la escuela.

Más información del estudio, en español, en:

goo.gl/gA7VV.

photo
Teacher watching as girl draws picture

Si la lengua primaria de tu hijo no es inglés y estudia de kínder a preparatoria, podría ser un aprendiz de inglés y estar en riesgo de convertirse en uno a largo plazo.

No lo permitas, es muy importante que tu hijo estructure bien el inglés formal, con análisis profundo, uso de vocabulario ilimitado y un nivel académico por encima de lo básico acorde al grado que cursa.

El dominar el inglés con un nivel académico es una herramienta para entrar más adelante a la universidad. Además una nueva ley que entra en vigor en enero exige a los distritos escolares que no dejen estancados a los aprendices de inglés.

Y esto nada tiene que ver el hecho de vivir ilegalmente en este país, ni con que se hable mal inglés, pues hay estudiantes que lo hablan muy bien pero académicamente no alcanzan los niveles requeridos.

El Distrito Escolar de Chula Vista —CVESD siglas en inglés—, busca que los papás se conviertan en el mejor apoyo de sus hijos y da talleres sobre el tema.

La directora de desarrollo y adquisición de lenguaje del Distrito de Chula Vista, Emma Sánchez, informó en un taller reciente que de 28 mil estudiantes del distrito, más de 10 mil tienen el inglés como segundo idioma.

“El apoyo de los padres a los hijos es fundamental”, recalcó Sánchez en un taller con menos de 20 asistentes. “Por favor, los papás que vinieron hoy a este taller pasen la voz de lo que aquí escuchen”.

En California los distritos escolares aplican por ley una prueba de habilidades del dominio del inglés a estudiantes recién inscritos cuyo idioma nativo no sea el inglés, es el Examen de California del Desarrollo del Lenguaje del Inglés (California English Language Development Test o CELDT).

Así identifican a los estudiantes que tienen el inglés como segunda lengua, desde el kínder hasta el grado 12, miden su nivel de habilidad en inglés y cada año evalúan el avance de estos estudiantes.

Una nueva ley en California entrará en vigor en enero y obligará a los distritos escolares a identificar a los estudiantes aprendices de inglés que no avanzan de un nivel a otro y a brindarles lo necesario para sacarlos de esta clasificación.

Esta ley tiene que ver en parte con el estudio de dos años Reparable Harm (Daño reparable), realizado por el Grupo Californians Together y la investigadora Laurie Olsen que demostró que el 59 por ciento de los aprendices de inglés de los grados 6 a 12 han estudiado en este país por más de seis años y mantenido el mismo nivel de inglés académico por dos o más años, además de registrar bajas calificaciones en los exámenes de Artes del Lenguaje Inglés.

Sánchez dijo que el Distrito de Chula Vista trabaja fuertemente para prevenir que un estudiante se convierta en aprendiz de inglés a largo plazo y se requiere del apoyo de los padres.

Para muestra, un botón

Por esta razón, Francisco Beltrán acudió al taller que impartió Sánchez, ya que su hijo acaba de iniciar kínder como aprendiz de inglés.

Beltrán contó que desea lo mejor para su hijo, que nada le gustaría más que verlo terminar estudios universitarios, así como él y su esposa lo hicieron en Baja California.

“Yo nací en Estados Unidos y aquí estudié preescolar, kínder y primaria hasta quinto grado, luego nos fuimos a Baja California donde finalicé mis estudios hasta recibirme de médico veterinario”, destacó.

Beltrán quien domina idiomas como francés, alemán, japonés, español e inglés dijo que él y su esposa harán lo necesario para contribuir en el éxito académico de su hijo.

“El sistema escolar de Estados Unidos es distinto al de México y trataré de informarme de todos los talleres que ofrezca el distrito”, agregó.

Por esta misma razón Ámbar Gutiérrez fue al taller de Sánchez, pues su hija de 6 años tiene el inglés como segunda lengua.

“Llegamos a Estados Unidos hace tres años, en la escuela le hicieron el examen CELDT y fue clasificada con inglés avanzado, cerca de ser reclasificada”, indicó Gutiérrez quien en México estudió sicología y derecho.

Un aprendiz de inglés se clasifica en una escala del 1 al 5 y de ahí son reclasificados a clases regulares, lo malo es cuando los alumnos se convierten en aprendices de inglés de largo plazo y llegan a la preparatoria sin reclasificación, es decir con un nivel por debajo de lo básico para el grado que cursa.

Gutiérrez contó que ya había escuchado sobre los estudiantes aprendices de inglés y que cuando le informaron que su hija era uno de ellos, trató de informarse más.

Ella incluso se integró al Comité Consejero de Aprendices de Inglés —ELAC siglas en inglés—, para entender más el sistema.

Platicó que su hija es muy sociable, habla bien el inglés pero que académicamente el idioma no está a la altura del grado que cursa y que la maestra recomendó poner especial atención en casa a la escritura y lectura de la niña.

Otro caso es el que vivió con sus hijos —nacidos en Estados Unidos—, Cynthia Bahena, de 41 años y madre de cinco vástagos de 20, 17, 14, 12 y 7 años; los primeros cuatro fueron aprendices de inglés.

“Estuve sobre ellos en sus tareas y traté de investigar la forma en que podía ayudarles, por fortuna el problema no fue mayor”, indicó Bahena quien actualmente es presidenta de ELAC de una escuela de sus hijos y representante en otras dos escuelas de sus hijos.

SOS para la comunidad latina

Estos padres se interesan por el desarrollo académico de sus hijos, pero todavía faltan muchos más que se involucren en el progreso escolar de sus hijos.

El Distrito de Chula Vista publica en internet que el 68 por ciento de sus estudiantes son latinos, el 35 por ciento son aprendices de inglés y desafortunadamente las estadísticas del progreso anual académico del 2010 son decepcionantes.

De 13 grupos clasificados, los asiáticos tienen el primer lugar en lengua y artes del inglés y en matemáticas, seguidos de filipinos y anglosajones, mientras que los latinos están en el noveno lugar en inglés y séptimo en matemáticas.

Los aprendices de inglés reprobaron en artes del inglés en el lugar once —el objetivo era 56.8 por ciento y consiguieron 48.5 por ciento—, mientras que en matemáticas se colocaron en lugar diez rebasando el promedio de 58 por ciento pues alcanzaron 63.9 por ciento.

Gutiérrez quien en California ejerce como consejero de vida —life coach en inglés—, considera que además de la falta de apoyo académico a un alumno, ya sea por parte de un maestro o de los padres, puede dañar el autoestima del estudiante.

“La frustración por no entender el idioma no tiene que ver con el intelecto del estudiante, pero esta barrera puede hacerlos sentir muy mal porque ellos mismos ven que no avanzan”, indicó Gutiérrez.

Gutiérrez dijo que pese a que el inglés de su hija es avanzado, se esforzará para ayudarla pues el nivel académico del inglés así lo exige.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos