Chula Vista, pionera en programas de desechos médicos

The city of Chula Vista has an aggressive disposal program for old or unused pharmaceuticals. One of the ways to dispose of the materials is through a drop box located at the police headquarters.  When the box is full a contractor comes and disposes of the waste by grinding it up in a specially equipped vehicle while on site. Richard Aranda poured the gathered materials in to the grinder.
The city of Chula Vista has an aggressive disposal program for old or unused pharmaceuticals. One of the ways to dispose of the materials is through a drop box located at the police headquarters. When the box is full a contractor comes and disposes of the waste by grinding it up in a specially equipped vehicle while on site. Richard Aranda poured the gathered materials in to the grinder.

— A medida que más ciudades de California luchan por reducir la cantidad de residuos peligrosos que llegan a los basureros y centros de reciclaje, Chula Vista ha tomado el liderazgo en el lanzamiento de iniciativas para facilitarle esto a los residentes.

Lo más reciente en este tema es un programa farmacéutico de envío por correo, donde cada año a cada residente se le proporciona un máximo de cinco bolsas especialmente diseñadas con estampilla pagada para deshacerse de sus medicamentos viejos. Las medicinas caducadas o no utilizadas son enviadas a un centro especial que los incinera para crear energía utilizable.

El programa de devolución por correo es un paso más allá de los días de devolución de la Administración de Cumplimiento de Leyes sobre las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en los cuales se produjeron 2782 libras en productos farmacéuticos, e incluso más lejos que el buzón para depositar medicinas en el Departamento de Policía de Chula Vista. Desde que se instaló ese recipiente en el 2009, se han recolectado 1914 libras de medicamentos con receta de los residentes.

Pero ahora es más fácil deshacerse de medicamentos no deseados. Los residentes de Chula Vista pueden recoger los sobres en todas las farmacias más importantes, incluyendo Rite Aid, Walgreens y CVS, y en algunas farmacias locales más pequeñas.

Es muy bueno para los residentes, dijo el especialista en reciclaje Manuel Medrano, ya que pueden tirar sus medicamentos viejos o no deseados desde la comodidad de sus hogares.

“¿Qué tan más conveniente puede ser conseguir un contenedor en el mismo lugar en el que estás recogiendo tu medicina?”, preguntó.

Es bueno para la ciudad, porque la eliminación de medicamentos no deseados o no utilizados previene su abuso.

También es bueno para las farmacias, agregó, porque es prácticamente una venta automática.

La ciudad paga entre 4 y 5 dólares por bolsa que proviene de Welldyne RX, la misma compañía que ofrece equipos médicos a las farmacias, y pagará por hasta cinco bolsas por habitante por año.

Desde que se lanzó el programa de devolución por correo en octubre, Chula Vista ha repartido 1056 bolsas de eliminación de medicamentos para sus habitantes, una cifra que Medrano dijo ser impresionante, dado lo reciente del programa.

Hay limitaciones en lo que los residentes pueden poner en los sobres. Las sustancias controladas están fuera de los límites, y las pastillas tienen que ser devueltas en sus empaques o botellas originales. Aún no existen normas federales para la eliminación segura de sustancias controladas, dijo Medrano.

El programa de devolución por correo es similar al programa de la ciudad de eliminación de instrumental médico cortopunzante que se lanzó en el 2009. También a través de las farmacias más importantes, los residentes pueden obtener hasta tres recipientes de un cuarto por año para agujas, EpiPens y otros objetos cortopunzantes peligrosos.

A través de este programa, la ciudad ha emitido 2315 contenedores de objetos punzantes en los últimos cuatro años, a 15 dólares, aproximadamente, cada uno, lo que hace el proceso de reciclaje más seguro para los residentes y trabajadores de reciclaje.

Los programas médicos de desecho de Chula Vista no se cubren con fondos generales, dijo Medrano, sino con un porcentaje del dinero que pagan los residentes por recolección de basura y reciclaje. Sin embargo, la cantidad de trabajo en la ciudad es mínima porque las farmacias hacen la mayor parte del trabajo. Su trabajo principal es asegurarse de qué tanto las personas como los farmacéuticos conozcan los servicios ofrecidos y cómo utilizarlos.

Chula Vista es la única ciudad en el condado y tal vez en la región, dijo Medrano, con los programas de devolución por correo. Otras ciudades tienen sitios de depósito como el del Departamento de Policía, explicó, pero hacerlo parte del estilo de vida de los residentes es un concepto relativamente nuevo.

El siguiente paso en el esfuerzo de esta ciudad para librar la basura y el flujo del reciclaje de desechos médicos es hacer llegar los recipientes de eliminación a los residentes a través de la entrega a domicilio. Medrano también espera promover los servicios en centros de cuidados de la salud, como residencias para ancianos.

Para obtener más información sobre los programas de eliminación de desechos médicos, visita:

chulavistaca.gov/clean.