Maná celebra cuatro años más de Obama, motivo de esperanza para Latinoamérica

EEUU INVESTIDURA

El presidente de EE.UU., Barack Obama, y la primera dama, Michelle Obama, saludan durante la fiesta de gala por la celebración de la investidura del presidente en el Centro de Convenciones Walter Washington en Washington. EFE
El presidente de EE.UU., Barack Obama, y la primera dama, Michelle Obama, saludan durante la fiesta de gala por la celebración de la investidura del presidente en el Centro de Convenciones Walter Washington en Washington. EFE

— La banda mexicana Maná se sumó hoy a las celebraciones por la segunda investidura del mandatario de EE.UU., Barack Obama, y participó en el baile presidencial, en el que aseguró que un segundo mandato del político demócrata supone un motivo de "esperanza" para Latinoamérica.

"¡Esperanza por Obama, esperanza para Latinoamérica!", espetó desde el escenario el cantante del grupo, Fernando Olvera, ante los varios miles de asistentes al baile de la investidura, que se celebró en el Centro de Convenciones de Washington.

Maná, que siempre se ha posicionado públicamente a favor de Obama e incluso le apoyó en varios actos electorales en las pasadas elecciones de noviembre, tocó cuatro canciones antes de que el presidente y su esposa saliesen a bailar.

Clásicos del grupo como "Corazón espinado" y "Labios compartidos" desencadenaron el fervor del público estadounidense.

A la banda mexicana le acompañaron otros destacados artistas afines al presidente, como los cantantes Stevie Wonder y Alicia Keys y el grupo de rock neoyorquino Fun.

Keys fue la encargada de abrir el programa y lo hizo sola, tocando el piano y con una versión de su gran éxito "Girl on fire" adaptado especialmente para la ocasión.

"Obama is on fire" que se podría traducir coloquialmente como "Obama está a tope" fue el tributo de la cantante neoyorquina al reelegido presidente.

"Porque él es el presidente y está a tope. Vive en un mundo lleno de catástrofes, pero sabe que no puede rendirse. Tiene los pies en el suelo. Obama está a tope", repitió una y otra vez Keys acompañada del piano.

Además de los artistas citados, a Obama también le acompañó en la velada posterior a su investidura el cantante de ascendencia puertorriqueña Marc Anthony, quien actuó en un baile previo y privado dirigido a familias militares.