Conmebol notifica a Tigre que abre un expediente disciplinario por la final con Sao Paulo

FÚTBOL SUDAMERICANA

Jugadores del Sao Paulo y Tigre al inicio del segundo tiempo de la final de la Copa Sudamericana 2012, que se negaron a jugar los argentinos. EFE/Archivo
Jugadores del Sao Paulo y Tigre al inicio del segundo tiempo de la final de la Copa Sudamericana 2012, que se negaron a jugar los argentinos. EFE/Archivo

— La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) anunció hoy que ha abierto un expediente disciplinario al Tigre y el Sao Paulo por los incidentes ocurridos el 12 de diciembre pasado en el partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana en el estadio brasileño Morumbí.

El club del norte bonaerense fue notificado de que podría sufrir "multas económicas" y la "inhabilitación de su estadio por un número determinado de partidos", sanciones que también podrían caer sobre el equipo brasileño.

El comité ejecutivo de la Conmebol pasó el caso a la recién creada Unidad Disciplinaria que, a su vez, dio a Tigre un plazo hasta el próximo 23 de enero para que "formule las alegaciones y proponga las pruebas que en su defensa estime convenientes".

Durante el entretiempo de la final la delegación argentina aseguró que sus componentes sufrieron agresiones físicas de agentes de seguridad privados del Sao Paulo.

El equipo argentino no volvió a la cancha y tras una larga espera, el árbitro chileno Enrique Osses terminó el encuentro, y el Sao Pablo, que ganaba por 20, se coronó como campeón de la Copa Sudamericana 2012.