El Salvation Army sigue recaudación de fondos

Salvation Army bell ringer Hazel Conto recieves a donations while greeting customers outside of Major Market in Escondido on Friday, November30, 2012.(Photo by Sandy Huffaker)
Salvation Army bell ringer Hazel Conto recieves a donations while greeting customers outside of Major Market in Escondido on Friday, November30, 2012.(Photo by Sandy Huffaker)

Las sucursales del Salvation Army en la zona costera y del interior del norte del condado fueron capaces de cumplir con un número récord de solicitudes de apoyo durante la temporada navideña, pero el Cuerpo de Escondido tendrá que continuar la recaudación de fondos para ayudar a pagar por ellos, dijeron las autoridades esta semana.

“No tenemos el colchón que normalmente tenemos”, dijo David Ebel del Salvation Army de la oficina de Escondido.

Ebel dijo que la oficina de Escondido captó aproximadamente 161 200 dólares por medio de los recipientes para donaciones afuera de los negocios en diciembre. Ese dinero se utiliza para cubrir algunos de los costos del programa Canasta de Bendiciones Navideñas que proporciona alimentos y juguetes para las familias.

Sin embargo, con un récord de 800 familias solicitando canastas este año, la oficina de Escondido tuvo que gastar 17 mil dólares en comida enlatada y la misma cantidad para juguetes. Ebel dijo que no sabía cuánto se gastó en el 2011, pero que el costo fue significativamente más esta temporada navideña.

El resto del dinero suele ser suficiente para pagar los programas en verano, pero Ebel dijo que el cuerpo tendrá que buscar la forma de estirar ese dinero este año y encontrar maneras de conseguir más.

En Oceanside, el teniente Jay Koebel del Salvation Army dijo que las donaciones de las fiestas decembrinas solo eran suficientes para atender las peticiones locales, mismas que se habían duplicado en un año.

“Fuimos muy, muy bendecidos”, dijo Koebel. “No podría estar más feliz”.

Koebel dijo que el Salvation Army recibió importantes donaciones de empresas, incluyendo una contribución confidencial particularmente grande.

“No podíamos haber tenido una Navidad tan exitosa sin el apoyo de nuestros donantes”, dijo. “Su trabajo en equipo hizo que el sueño funcionara. Estamos muy contentos de servir en esta amorosa comunidad”.

Ebel dijo que las donaciones iniciaron lentamente en Escondido y empezaron a incrementar al final a través de un número sorprendentemente elevado de contribuciones por correo.

Las donaciones fueron más lentas en parte porque algunos comercios habían solicitado al Salvation Army no colocar sus recipientes de donaciones afuera de sus tiendas hasta el 17 de diciembre, el lunes antes de la Nochebuena, dijo Ebel. Eso significaba que el número de empresas con los recipientes ya puestos para el mes de diciembre completo, bajó de 30 el año pasado a 22 este año.

“Esto hace mas desafiante las cosas”, dijo. “Este año estábamos nerviosos de al menos mantener las mismas cifras del año pasado. Así que es realmente aterrador”.

El Salvation Army fue capaz de ahorrar dinero el año pasado, ya que compró más comida del Banco de Alimentos de San Diego, dijo Ebel.

Con los recursos más bajos en el Banco de Alimentos este año, Ebel dijo que el Salvation Army tuvo que gastar más de sus fondos, incluyendo el dinero previsto para servir a las familias durante los próximos meses.