2-0. Soldado plasma la mejoría del Valencia ante un combativo Sevilla

FÚTBOL VALENCIA-SEVILLA

El delantero del Valencia Roberto Soldado (2-d) celebra tras marcar ante el Sevilla, durante el partido de Liga en Valencia. EFE
El delantero del Valencia Roberto Soldado (2-d) celebra tras marcar ante el Sevilla, durante el partido de Liga en Valencia. EFE

— Dos goles de Roberto Soldado en el segundo tiempo, ambos a la salida de un córner, plasmaron la mejoría del Valencia ante un Sevilla combativo, pero que creó pocas ocasiones de peligro.

Fue un encuentro muy disputado, cuyo mejor fútbol se vio en la primera parte, pero que dejó la emoción para la segunda, en la que llegaron los goles y en la que el Sevilla se mostró más ofensivo a partir de 10.

El Valencia jugó bien, aunque no llegó mucho a puerta, pero aprovechó sus opciones ante un Sevilla con más manejo de balón que llegada a la meta rival.

La primera parte fue intensa con el Valencia como dominador y creador de juego, pero con un Sevilla que le daba réplica en sus salidas, especialmente cuando eran conducidas por la banda derecha, donde actuaba Jesús Navas, su mejor hombre en este partido.

El Valencia dio un nuevo paso adelante en la línea de solidez que ha mostrado desde la llegada de Ernesto Valverde a su banquillo, aunque le faltó remate. Supo elaborar el juego, buscó las llegadas tanto por la banda como por el centro, pero no creó excesivo peligro.

El Sevilla se mostraba compacto atrás y trataba de jugar el balón. Lo hacía en la medida en la que el rival se lo permitía: tuvo pocas opciones de cara a la meta de Diego Alves.

En el tramo final del primer periodo se produjo la lesión del capitán valencianista, David Albelda, lo que dio entrada a Tino costa, quien dispuso de una oportunidad para marcar en la falta que lanzó nada más saltar al terreno de juego.

Sin goles entre dos conjuntos combativos acabó el primer periodo de un choque interesante, en el que los dos equipos presentaron propuestas sólidas y buscaron el gol, aunque con argumentos diferentes, más basados en la posesión en el caso del Valencia y con la búsqueda de espacios por parte del conjunto andaluz.

La segunda parte comenzó con el 10 marcado por Soldado en boca de gol a la salida de un córner lanzado por Banega y peinado por Rami, que cambió la dinámica del partido, ya que el Sevilla se mostró de inmediato más ofensivo que en el primer periodo y el Valencia encontró algunos espacios a la contra.

Míchel, técnico visitante revolucionó su planteamiento con la entrada de Perotti por Cicinho. Medel pasó al lateral y Reyes al centro de la medular en una fase del encuentro en el que el Sevilla ya se había convertido en protagonista.

Al Valencia, que acusó la ausencia de Albelda, le faltaba salida, aunque las aproximaciones del Sevilla no eran peligrosas. El partido pasó a ser más tenso, pero tenía menos ritmo que en la primera parte como consecuencia de las numerosas interrupciones del juego a base de faltas.

A medida que se acercaba el final del partido, el Sevilla incrementó su presencia en las inmediaciones del área local, aunque el juego era muy trabado con mucha presión en el centro del campo y mucho menos vistoso que en el primer periodo, aunque emocionante.

Cuando el resultado dependía de cualquier pequeño detalle, un córner sacado por Banega, acabó con el 20 obtenido también por Soldado. Ya no quedaba tiempo para más.

Ficha técnica:

2 Valencia: Diego Alves, Joao Pereira, Rami, Ricardo Costa, Guardado, Albelda (Tino Costa, m.39), Banega, Jonas, Parejo (Víctor Ruiz, m.89), Piatti (Valdez, m.81) y Soldado.

0 Sevilla: Diego López, Cicinho (Perotti, m.66) (Baba, m.79), Fazio, Spahic, Fernando Navarro, Medel, Kondogbia, Jesús Navas, Ratikic, Reyes (Stevanovic, m.83) y Negredo.

Goles: 10, m.50: Soldado. 20, m.88: Soldado.

Árbitro: Estrada Fernández (colegio catalán). Amonestó por el Valencia a Joao Pereira y Víctor Ruiz y por el Sevilla a Spahic, Fernando Navarro y Rakitic.

Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 35.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el ex vicepresidente del club valenciano, Vicente Alegre.

Alfonso Gil