Es la diabetes el mal del siglo

La verdadera tragedia de esta plaga de la actualidad es que su forma más común, el tipo 2, es prevenible en gran medida.
La verdadera tragedia de esta plaga de la actualidad es que su forma más común, el tipo 2, es prevenible en gran medida.

Si no se controla, la diabetes puede arruinar la vida de las personas robándoles su visión, su movilidad e incluso sus miembros, sin embargo, la verdadera tragedia de esta plaga de la actualidad es que su forma más común, el tipo 2, es prevenible en gran medida.

De acuerdo al sitio HealthDay News, este padecimiento, típicamente provocado por una mala dieta y un estilo de vida sedentario, con frecuencia provoca ceguera, enfermedad cardiaca y renal, daños en los nervios, e incluso amputaciones.

La diabetes tipo 2, que antes se conocía como diabetes de inicio en la adultez, debido a que raras veces se veía en los jóvenes, afecta actualmente a estadounidenses de todas las edades, según las nuevas cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En 18 estados de ese país, las tasas de diabetes se duplicaron entre 1995 y 2010, mientras que en el resto del país hubo un aumento del 50 por ciento, encontró el informe de la agencia.

Las personas con diabetes no pueden transformar los alimentos en energía de forma adecuada. El resultado es que unos niveles nocivos de glucosa se acumulan en la sangre, en lugar de proveer energía para todo el organismo.

Un estilo de vida sano puede ayudar a mantener los niveles de glucemia en la normalidad. Esto conlleva a controlar la presión arterial y los niveles de colesterol, permanecer físicamente activo, comer una dieta bien equilibrada y no fumar.

“Hay que mantener a los jóvenes activos y comiendo alimentos saludables”, enfatizó Nancy Copperman, directora de iniciativas de salud pública de la Oficina de Salud Comunitaria del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Great Neck, Nueva York. “La prevención de la obesidad pediátrica es la forma más efectiva de revertir la epidemia de diabetes adulta”.

¿Hay que cambiar el estilo de vida personal y familiar de inmediato? No necesariamente.

“Unos pequeños pasos pueden convertirse en grandes avances en la prevención de la diabetes”, aseguró Copperman.

¿No tienes tiempo para ir al gimnasio? Copperman sugiere incorporar tres periodos de actividad de 10 minutos en el horario diario, como subir por las escaleras, bajarse del autobús una parada antes o aparcarse lejos del centro comercial.

“Un estilo de vida activo puede prevenir la diabetes”, aseguró.

Unos sencillos cambios en la dieta, como añadir frutas y verduras a las comidas y refrigerios, reducir los tamaños de las porciones usando platos y vasos más pequeños, compartir los platos en los restaurantes y remplazar las bebidas endulzadas con agua o agua con gas de sabores, pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes, añadió.

Muchas personas no saben que tienen diabetes hasta que surgen síntomas, como una visión borrosa o problemas cardiacos,.

Según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, a partir de los 45 años de edad se corre mayor riesgo de padecerla; si hay sobrepeso u obesidad; cuentan con un padre o hermano con diabetes, y llevan un estilo de vida sedentario, lo que significa que son moderadamente activos menos de tres veces a la semana.

Las mujeres que tuvieron diabetes en el embarazo (diabetes gestacional) también están en mayor riesgo.

Ronald Tamler, director clínico del Centro de Diabetes Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, apuntó que la investigación ha demostrado que las personas en alto riesgo pueden prevenir o retrasar el inicio de la diabetes tipo 2 al perder el siete por ciento de su peso corporal,

si tienen sobrepeso, lo que equivaldría a casi siete kilos para alguien que pese 91 kilos.

Reducir el riesgo

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, los dos factores claves para la prevención de la diabetes son realizar al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada (caminar o montar bicicleta) cinco días a la semana, y comer una variedad de alimentos bajos en grasa y reducir la cantidad de calorías que se ingieren a diario.

Si necesitas perder peso, fijar unas metas modestas y anotar los avances resulta útil. Anota lo que comes y bebes, y documenta el peso que pierdes. Tendrás que ingerir menos calorías de las que quemas cada día. Además, come unas porciones más pequeñas de alimentos ricos en grasas y calorías.

Averigua cuántas calorías debes consumir a diario. Alguien que pesa de 79.5 a 98 kilos y que desee perder un kilo o dos por semana, no debe consumir más de 1500 calorías y 42 gramos de grasa al día.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos