Decir adiós al Dakar el cuarto día es un jarro de agua fría, afirma Carlos Sainz

AUTO DAKAR

El piloto español Carlos Sainz conduce su vehículo durante la quinta etapa, entre las ciudades de Arequipa (Perú) y Arica (Chile), del Rally Dakar en Tacna (Perú). EFE
El piloto español Carlos Sainz conduce su vehículo durante la quinta etapa, entre las ciudades de Arequipa (Perú) y Arica (Chile), del Rally Dakar en Tacna (Perú). EFE

— El piloto español Carlos Sainz (Buggy) aseguró hoy que fue "un jarro de agua fría" perder las opciones de triunfo en el Dakar este martes en la cuarta etapa, en la que sufrió problemas mecánicos.

"Ayer fue un palo duro. Decir adiós al Dakar en el cuarto día es un jarro de agua fría", comentó Sainz, que en la quinta etapa, entre Arequipa (Perú) y Arica (Chile), terminó en el quinto lugar.

Sainz explicó que ayer se rompió el tubo de la gasolina de su Buggy y fue perdiendo combustible hasta que el vehículo se detuvo.

"Pudo ser grave el tema porque íbamos tirando un montón de gasolina encima de los colectores y podría haber prendido el coche", señaló el madrileño.

Al final, Sainz completó los últimos diez kilómetros de la especial remolcado por otro coche. Perdió más de dos horas y media con la cabeza de carrera.

"Sabíamos que podía pasar este año con el proyecto tan joven y tan nuevo, pero siempre piensas que no va a ser así", dijo.

Para lo que queda de rally, Sainz se ha marcado como objetivo ganar alguna etapa más lleva dos en este Dakar y ayudar a su colega de equipo, el catarí Nasser AlAttiyah, que marcha segundo en la general.

"Hay que ir a aprender, intentar ganar alguna etapa, retomar el 'feeling' del Dakar y ayudar a Nasser y al equipo en todo lo que pueda", apuntó.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos