Arranca el sexenio de Peña con 755 ejecutados

Enrique Peña Nieto en una imagen del 10 de diciembre de 2012.
Enrique Peña Nieto en una imagen del 10 de diciembre de 2012. — AP

Durante los primeros 31 días de la Administración de Enrique Peña Nieto han sido ejecutadas en el País 755 personas.

De acuerdo con el Ejecutómetro de Grupo REFORMA, la cifra es mayor a la registrada en noviembre, último mes del Gobierno de Felipe Calderón, en donde se reportaron 699 muertes relacionadas con el crimen organizado.

Cabe mencionar que durante el primer mes de Gobierno de Calderón, en diciembre de 2006, se registraron 92 ejecutados.

Los estados con mayor número de ejecuciones durante el Gobierno de Peña Nieto son Sinaloa con 127; Coahuila, con 98; Jalisco, con 85; Nuevo León, con 75, y Chihuahua, con 69.

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, consideró que la cifra refleja el fracaso en la estrategia de seguridad de Peña Nieto, la cual no ha cambiado respecto a la planteada por Felipe Calderón.

"A pesar de que hubo un cambio de Gobierno, el crimen organizado no lo respeta. Sigue su lucha por apoderarse de las plazas, siguen los secuestros, siguen los homicidios", dijo Ortega.

"Las medidas anunciadas por Peña, como aquella de la Gendarmería nacional, no los asustan. Es exactamente la misma estrategia, sigue el Ejército y la Marina en las zonas de violencia, y sigue siendo una estrategia de fracaso".

Al respecto, René Jiménez Ornelas, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, indicó que el gabinete encargado de seguridad transmitió un discurso esperanzador a principio de sexenio, pero a un mes de la transición no ha habido cambios que se traduzcan en disminución de la violencia.

"Lo que ellos dijeron no se está llevado a cabo a pesar de la buena estructura del personal que está dentro de Gobernación: Osorio Chong se caracterizó por su mano dura en Hidalgo. Manuel Mondragón y Kalb mantuvo una situación estable de seguridad en el Distrito Federal. Sin embargo, el número de ejecutados en el País supera el de otros meses. Hasta este momento no pasan del discurso", criticó.

Para Ortega, la estrategia debe enfocarse en crear rutas de comunicación entre los gobiernos estatales y el federal, de forma que se persiga y castigue de manera efectiva a los responsables.

"Sinaloa, Coahuila y Chihuahua son gobernados por el mismo partido:el PRI. Ahí hay una gran oportunidad del Presidente con los gobernadores para trabajar juntos en beneficio de los gobernados", dijo.

Jiménez Ornelas consideró que exista mayor éxito en la disminución de la violencia en los estados donde gobierna el PRI, debido a posibles acuerdos entre gobiernos estatales y grupos del crimen organizado, o entre gobernadores y el Gobierno federal.

Ortega evidenció que dentro de los puntos del Pacto por México no hay uno que se refiera al combate a la impunidad, hecho que impedirá una disminución de la violencia en el País.

Abatir la impunidad, aseguró, tendrá mayor efectividad en el combate al crimen organizado que las medidas sociales propuestas por Enrique Peña Nieto, las cuales solamente representarán un alza en los impuestos.

"No hay que incrementar las penas, hay que cumplirlas. Hay alrededor de un millón de órdenes de aprehensión que aún no se ejecutan. Por qué no, desde el Consejo Nacional de Seguridad Pública, se proponen en enero y febrero cumplir con 100 mil", cuestionó.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos