En Chile elogian al Deportes Iquique y le bajan el pulgar al Huachipato

FÚTBOL LIBERTADORES

El jugador de Iquique Manuel Villalobos (d) celebra su gol frente a Emelec el pasado 27 de febrero, durante un partido de la Copa Libertadores en el estadio Tierra de Campeones en Iquique (Chile). EFE
El jugador de Iquique Manuel Villalobos (d) celebra su gol frente a Emelec el pasado 27 de febrero, durante un partido de la Copa Libertadores en el estadio Tierra de Campeones en Iquique (Chile). EFE

— Los medios deportivos chilenos elogian hoy al Deportes Iquique por su triunfo sobre el Emelec ecuatoriano en la Copa Libertadores (20) y le bajan el pulgar al Huachipato, que perdió en su cancha ante el Fluminense brasileño (12) sin señales de mejorar.

El triunfo del Deportes Iquique sobre el equipo del Guayas fue el primero que obtiene en el grupo 4 de la Libertadores, después de dos derrotas y, según la prensa, puede ser un revulsivo para los "Dragones Celestes", no sólo en el plano internacional sino también en el local, donde también ha estado en un pozo.

"Iquique toma oxígeno copero", destaca el diario El Mercurio, para quien el equipo que dirige el argentino Cristián Díaz "se mantiene con vida" en la Libertadores, aunque admite que la tarea de anoche "fue complicada".

Para el diario La Tercera el de anoche fue "un triunfo que invita a calmar la crisis" del Iquique, que llegó al partido con "líos de camarín" que incluyeron actos de indisciplina.

"El grupo se había juramentado revertir la mala situación y lo consiguió", confesó tras el partido el técnico del Iquique, para quien "se hizo un buen partido". "Nos encontramos con un equipo muy duro y competitivo, pero los jugadores estuvieron muy ordenados, fuimos precisos arriba y recuperamos rendimientos individuales, lo que hace que lo colectivo se fortalezca", añadió.

"Los felicito (a los jugadores) sobremanera", subrayó el entrenador argentino, quien según los mentideros de Iquique había recibido hace un par de días un ultimátum de los dirigentes.

"Debemos seguir, no hemos logrado absolutamente nada. Si creemos haber conseguido algo importante, estamos muy equivocados. Ahora toca el torneo nacional, que no es ni más ni menos importante que la Copa Libertadores", manifestó Díaz.

Para Manuel Villalobos, autor de uno de los goles, el triunfo "es un golpe anímico muy fuerte". "Necesitábamos celebrar y reencontrarnos con el triunfo", destacó.

Sobre la derrota del Huachipato, el campeón del Clausura 2012, las opiniones fueron unánimes: "Huachipato se hunde", sostuvo El Mercurio, recordando que la de anoche fue la segunda caída de los "acereros" en su cancha, tras haber perdido frente al Caracas la semana pasada.

Según el decano de la prensa chilena, el sueño de la Libertadores "parece esfumarse rápidamente" para un equipo "incapaz de sumar puntos en su feudo" y que anoche "la diferencia de volumen" entre el Huachipato y el Fluminense "fue notoria".

"Se desvanece el sueño copero del Huachipato", coincide el diario La Tercera, que recuerda que para recuperar su opción, los dirigidos de Jorge Pellicer deberían sumar puntos en sus salidas a Brasil y Venezuela.

El técnico Pellicer atribuyó la derrota de anoche a que su equipo se enfrentó al "mejor Fluminense".

"Hicimos lo que pudimos, incluso menos de lo que pudimos y nos superaron cabalmente a pesar de las que cifras no fueron expresivas", dijo Pellicer, para quien "el equipo luchó hasta el final, pero en algunos momentos equivocamos el rumbo".

"Nos tocó el mejor 'Flu' de la Copa, porque en Caracas no hizo este trabajo y contra Gremio tampoco. El ingreso de Thiago Neves y Deco le dio una frescura que les favoreció mucho, con un excelente nivel de jugadores", añadió.

"Tuvimos 20 minutos con una propuesta que no fuimos capaces de soportar; cuando juegas con rival de esta envergadura debes jugar un partido perfecto", concluyó Pellicer.