Marcella McLaughlin, abogada latina que busca inspirar a los demás

La abogada Marcella McLaughlin invita a la comunidad a conocer las leyes ya usarlas en su favor.
La abogada Marcella McLaughlin invita a la comunidad a conocer las leyes ya usarlas en su favor. — Lauren Radack

Marcella McLaughlin, de origen mexicano, es una latina con mucho poder en San Diego, pero poder de ley.

Ella es subprocuradora del condado desde el 2005 y en diciembre pasado fue nombrada presidenta del San Diego County Bar Association por un año, una barra de abogados sin fines de lucro que brinda apoyo a más de 10 mil miembros en la región.

Lo que hace más especial su nombramiento es que ella es la primera persona de origen latino en tal posición en los 113 años que tiene en existencia el grupo.

Con mucho orgullo y humildad, McLaughlin de 42 años, dijo que acepto el puesto con la asociación de abogados, con la que ya tiene cuatro años de servicio, porque le permitirá marcar una diferencia.

“Esta oportunidad me permite servir como un ejemplo para la comunidad legal de San Diego, la cual es muy activa y diversa”, expresó.

“Yo soy fiscal pero hay muchas otras oportunidades de trabajo, espero inspirar. Es importante recordar las razones por las cuales decidimos ser abogados”.

La asociación, aparte ser un centro de apoyo para abogados por medio de entrenamientos y eventos sociales, también es un gran servicio para la comunidad. Cuentan con servicios comunitarios, como noches de consultas con abogados y talleres para estudiantes interesados en las leyes.

Como vicefiscal McLaughlin trabaja bajo la supervisión de la Fiscal del Condado de San Diego, Bonnie Dumanis, cumpliendo los deberes de procedimientos en ambos casos de delitos graves y delitos menores del tribunal.

Respecto el nuevo nombramiento de McLaughlin, Dumanis, dijo sentirse muy orgullosa de ella.

“Marcella es un gran ejemplo a seguir y me siento muy orgullosa de sus logros. Ser la primera persona latina como presidente del San Diego Bar Association es un privilegio muy grande”, le comentó Dumanis a Enlace.

“En este puesto ella tiene una gran oportunidad de alcanzar e impactar a nuestra comunidad y lo lograra”, agregó.

Sus raíces y carrera profesional

McLaughlin es originaria de San José, California, viene de una familia de bajos recursos pero siempre vio sus estudios como una forma de salir adelante.

“Siempre hay oportunidades para los que quieren tener éxito”, dijo la abogada.

Después que falleció su padre, ella y parte de su familia se mudaron a San Diego. En 1990 ingreso a la universidad en UCSD, donde estudio ciencia política. En 1996 inició sus estudios de leyes en la California Western School of Law, también en San Diego.

Tras dos años de estudios recibió su licenciatura en leyes e inmediatamente fue contratada por la fiscalía de la ciudad de San Diego, donde, entre otros proyectos, trabajó junto al departamento de policía para encontrar soluciones a problemas comunitarios, incluyendo la prostitución y embriaguez pública.

McLaughlin dijo que ser abogada es un trabajo de alta importancia con oportunidades de tener un gran impacto en la comunidad.

“Cada día tengo la oportunidad de afectar la vida de muchas personas. Lo que hago es muy importante para mí, no importa lo menor que sea un caso”.

Una mentora y amiga de mucho tiempo, Lilia García, quien es la subprocuradora para la Procuraduría General de Justicia del Estado de California en San Diego, también dijo que McLaughlin es un ejemplo de que venir de familia humilde y de bajos recursos no debería limitar a una persona.

“Marcella es muy trabajadora, muy dedicada y siempre buscaba salir adelante por su familia. No perdió ninguna oportunidad de hacer el bien por su comunidad y profesión”, compartió García.

“La he mirado crecer desde sus días de estudiante de leyes, convertirse en una gran abogada y una líder excepcional. Como parte de la comunidad latina y la comunidad legal, me siento muy orgullosa de ella”.

Su permanencia en la fiscalía de la ciudad no solo vio el principio de la carrera legal de la abogada si no igualmente vio el principio de su relación con su ahora esposo, Joseph McLaughlin, con quien tiene un hijo, Cisco, de un año.

Joseph actualmente también es vicefiscal del condado.

Servicio público

McLaughligh compartió que el inspirar a la juventud, especialmente los hispanos, es de alta importancia para ella, cuando tiene una oportunidad visita escuelas en la región para hablar con los estudiantes sobre su profesión.

“Ser abogado tiene mucha dignidad, me agrada servir como mentor para la comunidad”, dijo McLaughlin.

“Una de mis metas es siempre hacer tiempo para el servicio público, quiero tener contacto con la gente y ser parte de lo que estas pasando en la comunidad”.

Uno de sus mensajes para los estudiantes con los que platica es que continúen con sus estudios, pues es lo que les abrirá puertas en la vida, igual que a ella.

Y a la comunidad hispana McLaughlin les pide que tengan más confianza en el sistema judicial y que visiten las oficinas del San Diego County Bar Association para aprender más sobre la ley.

“Estamos al servicio de todos, vengan y aprendan sobre sus derechos. Somos un gran recurso”, finalizo la abogada.

McLaughlin también ha sido parte de otros grupos de abogados, como La Raza Lawyers y la California Western School of Law Alumni Association, entre otros.

Para aprender más sobre la San Diego County Bar Association visitar

sdcba.org o hablar al (619) 231-0781. Están ubicados en el centro de San Diego en 401 West A St.

En el estado existen otras barras de abogados por región o por origen étnico, en San Diego existe La Raza Lawyers y al norte Los Ángeles County Bar Association, Fresno County Bar Association y Sacramento County Bar Association.