Spielberg camina hacia su tercer Óscar de dirección

ÓSCAR DIRECTOR

El director estadounidense Steven Spielberg durante la presentación de su última película "Lincoln". EFE/Archivo
El director estadounidense Steven Spielberg durante la presentación de su última película "Lincoln". EFE/Archivo

— La carrera por el Óscar de mejor dirección para la 85 edición de estos premios es una de las más comentadas por la ausencia en la misma de Ben Affleck, cuya película "Argo" es la gran favorita y quien sorprendentemente se quedó fuera de las nominaciones a la estatuilla como realizador.

STEVEN SPIELBERG: la recompensa por "Lincoln"

Spielberg produjo y dirigió la cinta histórica sobre el presidente de EE.UU. Abraham Lincoln y el final de la esclavitud que apuntaba a película del año tras lograr el máximo número de candidaturas a los Óscar, un total de 12, hasta que "Argo" fue poco a poco pinchando esa burbuja, ceremonia tras ceremonia.

Es de prever que en los Óscar pueda ocurrir lo mismo y que el número de premios finales para "Lincoln" se cuente con los dedos de una mano.

Uno de ellos será posiblemente el de mejor dirección para Spielberg, una dulce recompensa para el veterano realizador ante el sabor amargo de la previsible victoria de "Argo" como mejor película.

Sin Affleck en la competencia, el veterano cineasta va por delante en la carrera por la que podría ser su tercera estatuilla como director después de "Saving Private Ryan" y "Schindler's List".

Affleck se ha impuesto como director a Spielberg este año en los Globos de Oro, en los Critics' Choice Awards y los galardones del sindicato de directores, premios que se toman como referencia para los Óscar.

ANG LEE: el tigre taiwanés

El cineasta asiático Ang Lee se echó sobre sus hombros la ambiciosa tarea creativa de convertir la rocambolesca fábula literaria "Life of Pi" en una película capaz de maravillar visualmente sin desmerecer un argumento que sobre el papel tiene poca credibilidad: la historia de un joven náufrago que convive en una balsa con varios animales salvajes, entre ellos un tigre, y sobrevive en el intento.

El tratamiento de la obra, sus componentes fantásticos y la humanidad del drama llevaron a Lee a meterse en el bolsillo la tercera candidatura a un Óscar como realizador.

Lee ya obtuvo el galardón por "Brokeback Mountain" y parece el único capaz de arrebatar a Spielberg una nueva estatuilla.

DAVID O. RUSSELL: un director en alza

Si hace dos años consiguió su primera candidatura al Óscar de realizador con el drama "The Fighter", ahora lo ha vuelto a hacer con su siguiente filme, la tragicomedia "Silver Linings Playbook", un envidiable bagaje para un cineasta de 54 años y con pocos filmes en su carrera, solo seis, y que hasta estrenar "Three Kings" en 1999 era casi un desconocido.

La progresión de este artista le sitúa en el buen camino hacia las estatuillas, aunque por el momento este honor se le resiste. En la ceremonia de 2011 fue Tom Hooper con su "The King's Speech" quien se hizo con la gloria.

Un triunfo de Russell en esta ocasión sería una sorpresa.

MICHAEL HANEKE: el mérito del austríaco

A sus 70 años, el austríaco Michael Haneke está recogiendo las mieles del éxito en un Hollywood donde las películas en lengua extranjera son un producto residual.

Su "Amor", sin embargo, ha roto moldes.

La cinta obtuvo cinco candidaturas a los premios de la Academia entre ellos el de mejor película del año y el de mejor filme en lengua no inglesa, un indicativo de que la meca del cine se enamoró de su historia. Más aún, el propio Haneke fue reconocido con una nominación de mejor dirección.

Pocos creen en que el europeo pueda levantar el Óscar como cineasta, aunque muy probablemente lo hará como mejor cinta extranjera, un galardón con el que se resarcirá de la decepción de 2010 cuando su película "The White Ribbon" figuraba como favorita para llevarse el premio en esa misma categoría.

Aquel año ganó la argentina "El secreto de sus ojos".

BEHN ZEITLIN: el candidato inesperado

Behn Zeitlin ha conseguido a la primera lo que a Michael Haneke le ha costado toda una vida, la nominación al Óscar de mejor dirección.

Este treintañero estrenó en 2012 el drama independiente "Beasts of the Southern Wild" en el que contaba la historia de los habitantes de una zona pantanosa a través de los ojos de una niña, Quvenzhané Wallis, que se ha convertido a sus 9 años en la actriz más joven en ser candidata a un Óscar de interpretación.

Hasta la fecha, en la filmografía de Zeitlin figuraban varios documentales y algunos cortometrajes, como "Glory at Sea" que le había hecho ganarse un nombre en el circuito de festivales.

La entrada de Zeitlin en la pugna por las estatuillas de dirección fue totalmente inesperada, su victoria en la ceremonia del día 24 sería impactante.