La historia del Milan contra el excelente momento azulgrana

FÚTBOL LIGA CAMPEONES

El jugador argentino del Barcelona Lionel Messi (d) celebra con su compañero Cesc Fabregas (i) el primer gol de su equipo al Milán el 3 de abril del año pasado, durante el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones que disputaron ambos clubes en el Camp Nou. EFE/Archivo
El jugador argentino del Barcelona Lionel Messi (d) celebra con su compañero Cesc Fabregas (i) el primer gol de su equipo al Milán el 3 de abril del año pasado, durante el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones que disputaron ambos clubes en el Camp Nou. EFE/Archivo

— Milan y Barcelona, dos de los clubes más importantes y laureados del fútbol mundial, afrontan mañana su primer asalto en busca de los cuartos de final de la Liga de Campeones, con neto favoritismo del conjunto azulgrana ante uno milanista en horas bajas.

El Milan afronta el partido del miércoles con un objetivo claro: el de anular a Leo Messi en el campo y poder lograr un resultado en "San Siro" (Giuseppe Meazza, su nombre oficial) que les permita afrontar en buena posición la vuelta en el "Camp Nou".

En esta línea, incluso el presidente y propietario del club, Silvio Berlusconi, ha intervenido activamente en las últimas horas en la estrategia a seguir para afrontar el juego de toque del Barcelona y ha propuesto un marcaje al hombre para frenar a Messi, para el que podría ser candidato el ghanés Sulley Muntari.

El francés Mathieu Flamini, otro de los posibles candidatos a intentar "secar" a Messi, es baja de última hora al haber sufrido una contractura en el muslo izquierdo y, tras los exámenes médicos a los que ha sido sometido, quedar descartado para el partido.

Se trata de un duelo en la máxima competición por clubes europea que se ha repetido en los últimos años con frecuencia y con las estadísticas a favor de los azulgranas.

Una cita a la que el Milan, consciente de la dificultad que entraña este nuevo desafío, llega ahora con novedades en su formación.

Sin algunas de sus grandes estrellas como el sueco Zlatan Ibrahimovic o los brasileños Thiago Silva y Alexandre 'Pato', que ya hicieron sufrir a los azulgranas hace dos años en el primer partido de la fase de grupos, el Milan también deberá sobreponerse a la ausencia de su último fichaje, Mario Balotelli.

Y es que el delantero italiano, que se ha convertido en una de las piezas clave del ataque en el esquema del técnico Massimiliano Allegri, no podrá saltar al campo por haber disputado el inicio de la campaña europea con el Manchester City.

Sí estará Stephan El Shaarawy, recuperado de los problemas físicos que acarreaba, por lo que parece probable que esté en el once titular, formando un tridente en ataque con Giampaolo Pazzini y Kevin Prince Boateng.

No se descarta, sin embargo, que la delantera la complete, en lugar de Boateng, el francés Mbaye Niang, aunque en su contra juega la falta de experiencia internacional de este joven jugador, que todavía no ha debutado en Liga de Campeones.

En el centro del campo Massimo Ambrosini y Muntari se perfilan como los favoritos para acompañar a Riccardo Montolivo, mientras en el centro de la defensa Allegri podría apostar por la pareja formada por el francés Philippe Mexes y el colombiano Cristián Zapata.

El Barcelona arranca mañana en Milán el periodo más exigente hasta ahora de la temporada, en la que tendrá que darlo todo para superar los octavos de final de la Liga de Campeones, la semana que viene se juega el pase a la final de la Copa del Rey y los fines de semana debe ir sumando puntos para resolver cuanto antes la liga española.

Ante el Milan se le echa encima al equipo azulgrana el primero de los partidos grandes de este mes de febrero, en el que se topará con un rival que cuando surgió en el sorteo era mucho más apetecible que ahora, reforzado con éxito y tercero en la clasificación de la liga italiana, aunque algo alejado de la lucha por el título.

El Barcelona, con su marcha triunfal en la Liga, afronta el partido con el alta de Xavi Hernández, mientras que un partido más seguirá sin contar con David Villa, que hace unos días sufrió un cólico nefrítico que le llevó al hospital en dos ocasiones.

Con la recuperación de Xavi, el Barcelona contará con su jugador esencial en el centro del campo, aunque en su ausencia el equipo catalán no lo ha echado mucho de menos, especialmente por el crecimiento que experimenta en todas las posiciones en que le toca jugar a Andrés Iniesta, como en la de cerebro del equipo.

Sin Villa y con Xavi, y la duda siempre presente de apostar por el veloz, pero escasamente efectivo Alexis Sánchez, todo apunta a que en "San Siro" el Barcelona saldrá con todos sus peloteros para controlar el centro del campo, con futbolistas como Xavi, Cesc, Iniesta y Busquets, mientras que delante Pedro y Messi, junto a las ayudas de los anteriores, especialmente de Iniesta, serán la apuesta ofensiva.

El partido de mañana tendrá un sabor especial para Jordi Roura, ayudante del aún ausente Francesc 'Tito' Vilanova (en Nueva York tratando el tumor que se le reprodujo en Navidad).

Roura vio prácticamente truncada su carrera deportiva en el estadio milanés, cuando una grave lesión de rodilla en 1989, jugando con el Barcelona ante el Milan, casi le inhabilitó de la práctica del fútbol. De hecho, tras recuperarse, colgó las botas a los 25 años.

Después de aquel percance, Roura ahora llega como el jefe en funciones de este Barcelona que, bajo sus órdenes, no ha perdido ningún partido y de los nueve que ha dirigido (siete por enfermedad de Vilanova y dos por sanción del primer técnico): ha empatado dos y ha ganado el resto, aunque como él siempre ha asegurado, el entrenador titular, a pesar de la distancia, sigue teniendo la última palabra en las alineaciones y en muchas de las decisiones que se adoptan.

Alineaciones probables

Milan: Abbiati; Abate, Mexes, Zapata, Constant; Muntari, Montolivo, Ambrosini; Boaten, Pazzini, El Shaarawy.

Barcelona: Valdés; Alves, Puyol, Piqué, Alba; Xavi, Busquets, Cesc; Inesta, Messi, Pedro.

Árbitro: Craig Thomson (ESC)

Estadio: Giuseppe Meazza.

Hora: 20.45 hora local (19.45 gmt).