La novela de la escritora peruana Nuñez del Arco recurre al erotismo y la venganza

LIBROS

En la trama, la joven fotógrafa Micaela García queda prendada del famoso actor Daniel Hall y pronto se embarcan en una fogosa relación clandestina. EFE/Archivo
En la trama, la joven fotógrafa Micaela García queda prendada del famoso actor Daniel Hall y pronto se embarcan en una fogosa relación clandestina. EFE/Archivo

— Un romance prohibido y fantasías eróticas son los ingredientes de la novela "El hombre que tardó en amar" de la joven escritora peruana Silvia Nuñez del Arco, pareja del también escritor y presentador Jaime Bayly y madre de la hija de ambos.

Nuñez del Arco ha escrito una novela desbordante de erotismo de principio a fin en la cual confronta tabúes de modo casual para el entretenimiento y conmoción de sus lectores.

La historia narra los pormenores sensuales del romance entre una joven fotógrafa y un actor famoso, quien a su vez está casado con una elegante mujer de la sociedad limeña.

La trama, muy sencilla, gira en torno a ese triángulo amoroso, donde se entremezclan el deseo, la venganza y la dominación.

La joven fotógrafa Micaela García queda prendada del famoso actor Daniel Hall y pronto se embarcan en una fogosa relación clandestina.

Hall es un personaje de la farándula peruana y, por lo tanto, la relación no tarda en salir a la luz tras la publicación de unas fotos de la pareja.

Al mismo tiempo, la joven queda embarazada y, para ponerse delante de las críticas, anuncia su condición abiertamente en un programa de televisión.

La maternidad del personaje no impide el desarrollo sensual de la trama e incluso sirve para intensificar el tema de la venganza por el peligro que han de correr tanto la joven madre como la criatura que lleva adentro.

La historia no escatima en detalles explícitos de los encuentros que poco añaden al desarrollo de la trama y que, por su recurrencia, parecen ser la razón misma de la novela.

Para algunos, este tipo de lectura se acerca más a la pornografía que a la literatura, distinción que, sin embargo, resulta irrelevante para los editores y libreros que se han beneficiado de la popularidad reciente del género.

Según Nuñez del Arco, esta novela, su tercera, fue inspirada por el fenómeno editorial "Cincuenta sombras de Grey" de la escritora británica E.L. James.

El éxito internacional de la trilogía de James le abrió las puertas a la publicación de una literatura erótica para las masas, como "Desnuda ante ti" de Sylvia Day, novela que encabeza otra trilogía de lo que algunos críticos han llamado "porno para mamás".

El fenómeno ha resonado en el mercado hispano también, no solo con las traducciones de ambas trilogías, sino también con novelas escritas en español como "Cada gota de tu vida" de Yolanda Sáenz de Tejada y "Treinta noches con Olivia" de Noe Casado.

En su mayoría, se trata de historias de poca pretensión literaria que prometen una lectura rápida enfocada en la descripción sensual.

A diferencia de los clásicos del erotismo moderno, como "El amante de Lady Chatterley" de D.H. Lawrence, en estas novelas no hay espacio para el comentario social o el examen de las relaciones de poder dentro de la relación.

Debido a su enfoque exclusivo en el elemento erótico, estas novelas han encontrado en el libro electrónico un formato discreto para la diseminación de su contenido escapista, lo cual ha contribuido a su innegable éxito.

La novela de Nuñez del Arco pertenece cómodamente a este género y no defraudará a quienes busquen una lectura ligera, entretenida y de poca trascendencia.

(EL HOMBRE QUE TARDÓ EN AMAR. Silvia Nuñez del Arco. C.A.Press, 208 páginas).