Mal pagado, llega Diego Boneta a México

Diego Boneta interpreta a un joven aspirante a modelo y actor en la serie "Los Mal Pagados".
Diego Boneta interpreta a un joven aspirante a modelo y actor en la serie "Los Mal Pagados". — Agencia Reforma

Vuelve Diego Boneta a la pantalla chica.

El actor, quien se dio a conocer en el concurso Código Fama en México cuando era un niño y entonces se le conoció como Diego González, es uno de los protagonistas de la nueva serie de MTV Los Mal Pagados, que arrancará sus transmisiones el domingo 24 de febrero en México.

La cadena de televisión de paga confirmó ayer el lanzamiento de la serie basada en un grupo de cinco amigos que interpretan Diego Boneta (Miles), Michelle Ang (Sophia), Sarah Habel (Daphne), Inbar Lavi (Raviva) y Jared Kusnitz (Lou).

Todos están llenos de sueños, expectativas y esperanza para dominar el mundo en su camino hacia la edad adulta.

Pero, ¿qué pasa cuando las cosas no salen exactamente según lo planeado?

Después de graduarse de la universidad, estos amigos veinteañeros se enfrentan a la cruda realidad con trabajos patéticos, jefes terribles y errores románticos.

La serie es en inglés y se llama Underemployed, pero fue doblada al español para su transmisión en Latinoamérica.

"Underemployed se estrenará en MTV Latinoamérica bajo el nombre Los Mal Pagados el domingo 24 de febrero a las 8 PM. ¡No se lo pierdan!", escribió Boneta en su página de Facebook.

Éste representa un paso más para el actor en Estados Unidos, después de haber actuado junto a Tom Cruise en la película La Era del Rock y la serie 90210.

En Los Mal Pagados, el actor de 22 años, quien en México actuó en las telenovelas Alegrijes y Rebujos, Misión S.O.S y Rebelde, interpreta a Miles, un joven con aspiraciones para ser actor y modelo.

Es descrito como alguien de espíritu libre y es muy querido por sus amigos.

Sus compañeros de la serie son Raviva, una chica independiente, pero de carácter fuerte, quien tiene un romance con Lou.

Después de haber terminado su noviazgo, Raviva se da cuenta que está embarazada y va en busca de Lou, quien se ve obligado a buscar un trabajo estable y busca a su padre para pedirle apoyo a pesar de la mala relación que tienen.

Daphne es la más ambiciosa del grupo y en su afán por abrirse camino en el mundo de los negocios comienza a trabajar en una de las agencias de publicidad más renombradas de Chicago.

Sin embargo, durante un año no recibe sueldo y ella empieza a acumular una montaña de deudas.

Sophia, por su parte, ve frustrado su sueño de convertirse en una gran novelista por la falta de oportunidades, por lo que tiene que conformarse trabajando en un negocio de donas.